LO MÁS RECIENTE

Opinión

El vaticinio del juicio político a Trump

20 Abril, 2017 / en Opinión

Andrés Oppenheimer.

Poco antes de que el presidente Trump cumpliera sus primeros 100 días en el cargo, llamé al famoso profesor que había pronosticado el triunfo de Trump para preguntarle si todavía cree –como lo vaticinó el año pasado– que Trump será sometido a un juicio político.

Allan Lichtman, un profesor estrella de American University que ha acertado el resultado de todas las elecciones de Estados Unidos desde 1984, acaba de publicar un libro titulado El caso para un juicio politico.

Tenía curiosidad por preguntarle si los últimos giros políticos de Trump en algunos temas clave en que ha asumido posturas más moderadas disminuirían la posibilidad de un juicio político. Lichtman me reconoció que, durante la semana pasada, Trump ha “cambiado para mejor”, aunque agregó que no está claro cuánto tiempo durará este giro.

En días recientes, Trump, entre otras cosas, dejó de elogiar al presidente ruso Vladimir Putin, revirtió sus afirmaciones anteriores de que China es un manipulador de la moneda, e hizo un giro de 180 grados en sus anteriores afirmaciones de que la OTAN era obsoleta.

“No hay duda de que Donald Trump ha cambiado mucho del Trump de la campaña”, me dijo Lichtman. “Hay dos cosas que han sucedido: número uno, se tuvo que adaptar al mundo real. Y, número dos, realmente parece haber modificado a su equipo de asesores, y parece estar más influenciado por los generales más estables”.

“La gran pregunta es si esto es duradero o no”, me dijo Lichtman. “Lo que hace tan peligrosa la presidencia de Donald Trump es que, al igual que Richard Nixon, no tiene principios rectores fundamentales. Lo único que parece haberlo impulsado a lo largo de su carrera es aquello que es bueno para Donald Trump”.

Lichtman me dijo que “Donald Trump es el presidente más vulnerable a un juicio político de todos los presidentes estadounidenses en su primer mandato”.

Hay ocho motivos para un juicio político a Trump, incluyendo los contactos de la campaña de Trump con Rusia en momentos en que Rusia estaba llevando a cabo ataques cibernéticos contra la campaña de Hillary Clinton, y los enormes conflictos de interés del presidente, agregó.

Cuando le dije que un juicio político sería extremadamente difícil, porque los republicanos controlan el Congreso, Lichtman dijo: “Trump podría cruzar la línea que lleva al impeachment. Incluso un congreso republicano podría estar dispuesto a enjuiciarlo si él se convierte en un problema para ellos”.

“Recuerda, cada miembro de la Cámara tiene que enfrentarse a su reelección en 2018”, dijo Licthman. “Y recuerda también que a los republicanos les encanta el [vicepresidente] Mike Pence. Trump es un cañón suelto, y Mike Pence es un conservador predecible”.

Lichtman concluyó que mucho va a depender del resultado de las investigaciones sobre los contactos de la campaña de Trump y Rusia. Si las investigaciones descubren que Trump sabía algo de todo esto, “será muy difícil para él evitar un juicio politico”, señaló.

Mi opinión: Las últimas declaraciones de Trump dando marcha atrás a algunas de sus posturas más estrafalarias podrían deberse al hecho de que está escuchando más a los generales, o a sus hijos, o a que está tratando de desviar la atención de las investigaciones de Rusia y evitar un juicio político más adelante.

En sus primeras semanas en la Casa Blanca, Trump ha dado a menudo la impresión de que es el presidente más errático, improvisado e incompetente de la historia reciente de Estados Unidos. Puede que haya decidido hacer algunos cambios después de que sus fracasos con Obamacare y su veda a los viajes de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

Quizás sus hijos, alarmados por su caída en las encuestas, lo convencieron de que la “marca Trump” y su grupo empresario podría sufrir daños irreparables.

Y puede que se le haya informado de que los “impeachments” son un fenómeno político, más que legal.

Lo cierto es que a menos que algunas de sus aisladas muestras de sensatez se vuelvan la norma, y tengo mis dudas de que eso ocurra, no se puede descartar que Trump cruce la línea que lleva al juicio político, y que la más reciente profecía de Lichtman se haga realidad, como las anteriores.


LO MÁS COMENTADO