República Digital - Indotel Anuncio

14 de mayo del 2021

Opinión

¿600,000 nuevos dominicanos?

Vinicio Castillo Semán. El pasado miércoles el país se enteró por medios digitales de la información que transcribo a continuación: “Proyecto: “Soy Persona” busca dotar de acta de nacimiento a más de 600,000 dominicanos”. La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), junto a la Junta Central Electoral (JCE) y la Dirección General de Programas Especiales de la […]




Vinicio Castillo Semán.

El pasado miércoles el país se enteró por medios digitales de la información que transcribo a continuación: Proyecto: “Soy Persona” busca dotar de acta de nacimiento a más de 600,000 dominicanos”.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), junto a la Junta Central Electoral (JCE) y la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (Digepep) desarrollará el proyecto “Soy Persona”, para dotar de acta de nacimiento a más de 600,000 dominicanos que carecen del documento.

La UASD informó en un comunicado de la organización, de una capacitación para profesionales del derecho para comenzar a llevar a cabo la iniciativa, como parte de las propuestas de trabajo encaminadas a fortalecer las relaciones de la academia con la sociedad dominicana.

Este primer taller, impartido a abogados de la Oficina de Servicio Legal Popular de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, forma parte de una serie de capacitaciones que también incluirá a estudiantes de término de derecho.

La idea es que, los estudiantes de la UASD estén preparados para el trabajo de campo que permitirá empadronar a esos 600,000 dominicanos sin acta de nacimiento, apunta la nota.

Tras dotar del documento a esas miles de personas, también será posible darles acceso a un seguro de salud, a educación y a integrarlos a trabajos formales en los que ellos y el país salgan beneficiados.

La primera parte del trabajo de campo se realizará en los sectores que conforman el Distrito Nacional, una vez que los estudiantes reciban las instrucciones correspondientes.” Las primeras preguntas que quiero compartir con mis lectores fueron en las que primero pensé cuando leí la información: ¿Tiene la República Dominicana 600,000 de sus ciudadanos sin acta de nacimiento? ¿El 6% de la población dominicana no tiene acta de nacimiento? ¿Son muertos civiles en su propio país? ¿Cuántos de esos 600,000 a los que se les pretende dar un acta de nacimiento, nombre, apellido, nacionalidad, filiación, son haitianos ilegales? ¿En qué parte de la Constitución o en cuál ley se permite que la Presidencia de la República, a través de uno de sus departamentos, la Digepep puede involucrarse en operativos de otorgamiento masivo de actas de nacimiento, la inmensa mayoría tardías? ¿En virtud de qué ley la Junta Central Electoral puede delegar sus funciones y competencia exclusivas en materia de registro civil, involucrando a la presidencia y a la UASD? ¿Se pretende dar por esta vía nacionalidad dominicana, nombre, apellido y filiaciones falsas a cientos de miles de haitianos para hacerlos nuevos ciudadanos dominicanos? ¿Es éste el colchón fraudulento electoral que se ha denunciado se fragua desde las esferas del poder para fines electorales? ¿Es éste el paso previo para darle un poder electoral decisivo al voto haitiano, como paso indispensable a la fusión RD-Haití? El Registro Civil Dominicano debe ser celosamente vigilado y custodiado por la Junta Central Electoral y por la sociedad dominicana. El procedimiento de otorgamiento de actas de nacimiento tardías está regulado por la ley con trámites rigurosos que deben ser cumplidos y que llevan filtro judicial por sentencia. Toda acción como la anunciada es totalmente inconstitucional e ilegal y será combatida con todos los procedimientos legales posibles por la Fuerza Nacional Progresista (FNP) y este humilde servidor.

Es una verdadera tragedia que en el aniversario de nuestra Independencia Nacional, 27 de Febrero, se le dé esta triste noticia al país, que no es más que una estocada mortal en el corazón de su existencia republicana y su soberanía. Se escudan de manera artera en el drama humano que ciertamente pueda afectar a una porción mínima de esos 600,000 que son realmente dominicanos, para meter de contrabando, como dice el pueblo, o de chivo, a cientos de miles de haitianos como dominicanos. De permitirlo, escribiríamos el epitafio de la República Dominicana.

Exhorto a nuestro querido y admirado amigo presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán y a los demás miembros de ese organismo, a parar en seco y de manera tajante el involucramiento del Palacio Nacional y de la UASD en este anunciado plan denominado: “Soy Persona”, para dotar de actas de nacimiento a 600,000 personas, por las razones que hemos antes expuesto.

¡Viva la República Dominicana! ¡Viva la Independencia Nacional! ¡Homenaje imperecedero a Duarte, Sánchez, Mella y a los héroes Trinitarios!

Noticias destacadas