República Digital - Indotel Anuncio

14 de abril del 2021

Política

781 y contando

Ya que yo mismo no se hacerlo y mi madre ya falleció: recen por él y de paso por todo el país. Por:MELVIN MAÑÓN. La Cancillería bajo la dirección de Roberto Alvarez, a quien ni siquiera conozco, anunció la cancelación de 781 personas designadas en la institución las cuales no desempeñaban ninguna función, no estaban […]




Ya que yo mismo no se hacerlo y mi madre ya falleció: recen por él y de paso por todo el país.

La Cancillería bajo la dirección de Roberto Alvarez, a quien ni siquiera conozco, anunció la cancelación de 781 personas designadas en la institución las cuales no desempeñaban ninguna función, no estaban calificadas y en otros casos ni siquiera habían comparecido a tomar posesión. Yo no se si esos 781 incluye los 57 embajadores, los cientos de cónsules, las queridas, los hijos, los ahijados y toda la fauna con la que el Danilismo -mas que todos sus predecesores- atiborró y denigró el Ministerio de Relaciones Exteriores pero, esa es una de las pocas buenas noticias que nosotros, los pendejos que siempre hemos abogado por un mejor país podemos disfrutar. Esperamos y deseamos que el Canciller siga limpiando esos establos y salvando para el país los mas de 2 mil millones de pesos que por ese concepto ahorramos. ¿AHORA BIEN, SABIAN USTEDES QUE . . . Hay cualquier número, pero oigan bien, cualquier número de diputados, senadores, ministros, vice ministros, notables, influyentes, allegados, ambiciosos casi todos, literalmente, poniendo presión, pugilateando, chantajeando o amenazando con chantajear al ministro o al gobierno para que le pongan, nombren y coloquen un miembro de su clan en una posición o cargo diplomático cualquiera? Y yo me pregunto. Es verdad que Miguel Vargas no le da vergüenza, nada, nadita de vergüenza? Los que están ejerciendo presión desmedida, indebida e injustificable para conseguirle un cargo a un protegido ¿no se respetan ni un poquito ni tienen un ápice de consideración por este país? Desgraciadamente uno y otros mejor se cabrean conmigo antes que enfrentar su propia insignificancia, mezquindad y prosiguen, ofendidos, al acoso del canciller por todas las vías posibles a las que puedan accesar. Repito . . . loud and clear. Ni siquiera conozco al canciller actual y Dios me libre de la maledicencia de los tres o cuatro asquerosos que mañana dirán que mi elogio es interesado y que también yo quiero un cargo para mí o algún protegido. Solamente deseo y espero, como corresponde a un miembro full de la tribu de los pendejos de este país que el Canciller siga cancelando, limpiando, depurando y profesionalizando ese ministerio y que pueda resistir las presiones y el acoso de los que a pesar de todo se le van a colar. Ya que yo mismo no se hacerlo y mi madre ya falleció: recen por él y de paso por todo el país.

Noticias destacadas