República Digital - Indotel Anuncio

09 de mayo del 2021

Opinión

A Carmen, “Desde Platea”, con fascinación

Tony Raful. Como danzante colmena de palabras, grafías tocadas por su luz florecida, discursiva en cascabeles, acopio del arte infinito de música  y piélago, ínsula amurallada de pájaros bajo el azul que  amamos, el tiempo creador  de una vecindad de arte, viñedo  y cantiles para su sensibilidad, “Desde  Platea”, ánforas y lomo de marfil, campánulas, […]




Tony Raful.
Como danzante colmena de palabras, grafías tocadas por su luz florecida, discursiva en cascabeles, acopio del arte infinito de música  y piélago, ínsula amurallada de pájaros bajo el azul que  amamos, el tiempo creador  de una vecindad de arte, viñedo  y cantiles para su sensibilidad, “Desde  Platea”, ánforas y lomo de marfil, campánulas, memorias blandas del corazón, ejercicios críticos de las obras y sus montajes. Es Carmen Heredia de Guerrero, una gestora que  invoca desde su pórtico  de observaciones, el cubículo de referencias y bibliografías, el festival de música como areópago del buen gusto,  el Ballet, su Ballet Clásico Nacional,  las facetas, los invitados del alma sensible, tintineo de una  llovizna veloz que asistió al Arco Iris, baldaquín en su colgadura de índigo, violeta, amarillo, verde, azul, donde acampan el ingenio, la plasticidad del mundo que levita en los escenarios, en sus vibraciones de artista. Carmen tiene una memoria incesante que describe con agudeza el sentido del arte, en un país donde se ha escabullido la crítica de arte de otrora, como si prescindiéramos del trono de la cuartilla necesaria, la multiplicidad de la palabra, el atisbo crítico. Solamente el arte llena nuestra carencia de eternidad humana, y sólo quienes como Carmen, habitan en su vitalidad sensible, pueden disponer del accionar orientador de esa “corpórea visión de lo invisible”. Esta obra de Carmen es un alfabeto cultural de representaciones de actos artísticos, donde nada pasó desapercibido para su sentir y su clarinada conceptual. Es guía  y proceso, orientación  en la cual presenta entre numerosos trabajos, una Sinopsis de la trayectoria teatral correspondiente del interregno de 25 años, 1981-2006, en nuestro país, teatro escrito por mujeres, festivales, obras presentadas por dramaturgos, directores de obras teatrales, obras dirigidas por mujeres, grupos teatrales, nuevas salas. Sus reseñas  comprenden una gran cantidad de sus reportajes artísticos en el periódico “Hoy”, desde el 2004 hasta el 2014, una década productiva del intelecto sirviendo de interlocutora válida entre el lector y los artistas, entre el espectáculo de calidad y la afanosa búsqueda del orientador situado en valores esenciales del arte, que solamente una artista como Carmen, con una praxis envolvente de sublime  entrega, tanto como Directora General de Bellas Artes, Directora del Ballet Clásico y directora del Teatro Nacional, está en condiciones de ofrecer. Impresiona el inventario, nada que sea arte queda fuera de su testimonio, de su mirada escrutadora, de su presencia gravitante. La que observa, la que “Desde la Platea” rige en ceremonia de nivel exultante, los niveles y excelencia  del legajo cultural,  tiene todos los  instrumentos de disección y configuración  del plano artístico, es su propia vida conjugada en el arte, la que dicta sus gozos estéticos  y sus reparaciones formales. Constituye una gama impresionante su abordaje de las temáticas artísticas. Es asombroso ver  sus notas sobre “IX Gala Mundial de la Danza contemporánea”, o sobre  “Cuerpo a cuerpo, danza a danza, Festival de la creatividad” y “Gala de Estrellas de la Danza en su X aniversario”. La danza es un rito mágico, envolvente, quizás el más genuino acto creador de energías, el universo fue creado por  una danza infinita de amor trascendente y divino, nada gira sin su órbita   ondulatoria, sin el sublime instante de su música de cuerpos dilatados, aledaños al prodigio  y la fascinación.  En otro acápite  su nota sobre el concierto “Temporada de Primavera”, ciclo de cuatro conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigidos por los Maestros, Rafael Villanueva, Julio de Windt, Carlos Piantini, verdaderas gloria del arte local  y por qué no, del universal. Carmen esboza una historia no lo suficientemente conocida, la de José María Heredia y Heredia, poeta extraordinario, de quien el apóstol José Martí dijo que era el primer poeta de America. Heredia era hijo de dos primos hermanos nacidos en Santo Domingo. Su “Oda al Niágara”, es un canto perpetuo en las letras universales de la literatura. La crónica de Carmen recoge un itinerario histórico de su vida, de este intelectual completo, de quien la autora dice que “fue el poeta que le regalamos a Cuba”, y de cuyo tronco de linaje cultural y de sangre útil, Carmen es descendiente. Esta obra “Desde Platea”, hermosamente diseñada, es un tramo a recorrer para actualizar criterios, aguzar el sentido del arte, conectarnos con ese cosmos  de figuras referenciales,  alusiones y valoraciones a obras clásicas, a música esencial, a trabajos   culturales persistentes, a estímulos ineludibles a nuevas generaciones de artistas que Carmen aúpa y promueve, con su exigencia de talentos y su generosidad proverbial. Carmen Heredia de Guerrero nos ha presentado una obra de consulta, nos ha entregado una vía de acceso al buen gusto, desempeñando su oficio crítico. Es un libro hermoso, un libro de lujo, para abrirse como una rosa, como flor perfumada de palabras y sueños, con instinto de lira, de universo en tránsito múltiple de luz y espejo del arte verdadero. Mas allá de la polvareda de los tiempos y de la “caída libre” de la crítica artística y literaria en nuestro medio, esta obra de Carmen  es parte constitutiva de la diferencia, del más alto placer que produce la lectura,  la alusión airosa a lo esencial en el arte, en la música, en el teatro, en el canto, en la danza, en la poesía. “Desde Platea” es una obra emblemática cuyo seguimiento nos eleva el espíritu, valida  la cultura en movimiento en sus reales hacedores. Detrás de todo, está Carmen, esa personalidad imponente, esa bella mujer llena de sensibilidad, con la proa  hacia el saber, la consagración de los valores artísticos y   la dignidad elocuente de toda su vida, admirada y querida por nosotros.

Noticias destacadas