República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

¡A mi amigo Roberto Cassá!

Tony Raful tonyraful5@yahoo.com  Roberto Cassá me ha envia­do una misi­va que refleja su condición humana, su trascendente vo­cación fraterna y su genero­sidad como intelectual de primera fila, historiador ex­celente con un catálogo de obras de investigación, que prestigian la bibliografía na­cional. Sobrio, medido en sus expresiones, leal a sus convic­ciones, Roberto es uno de los […]




Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com
 Roberto Cassá me ha envia­do una misi­va que refleja su condición humana, su trascendente vo­cación fraterna y su genero­sidad como intelectual de primera fila, historiador ex­celente con un catálogo de obras de investigación, que prestigian la bibliografía na­cional. Sobrio, medido en sus expresiones, leal a sus convic­ciones, Roberto es uno de los intelectuales dominicanos de mayor arraigo conceptual y profundidad investigativa. Pertenece a la estirpe de los grandes pensadores de nues­tro tiempo. Sobrio y preciso en sus juicios, no improvisa conceptos, los elabora en la máquina funcional del pen­samiento, en el accionar agu­do del criterio. Su condición de investigador le otorga un sitial preferencial en la eva­luación de la historia nacio­nal. Trabaja con estadísticas, con mediciones científicas de la realidad prevaleciente, es­carba en las raíces de la com­plejidad, alcanza en la obje­tividad del análisis social el sentido acreditado de la pa­labra, como categoría crítica y sociológica de las ideas. Al frente del Archivo General de la Nación, ha hecho una labor de rescate y fortaleci­miento institucional enco­miable. Esa institución es un “acervo histórico cultu­ral donde se conservan fon­dos documentales, que pro­ceden de la administración pública según la organiza­ción y las funciones del Es­tado, colecciones y fondos provenientes de entidades privadas y de particulares, productoras de documen­tos y fondos especiales que corresponden al archivo de mapoteca, fotografías au­diovisuales. Además cuen­ta con un archivo de voz y fuentes orales conforma­dos con entrevistas sobre procesos y acontecimientos políticos e históricos. Tam­bién se preservan el archivo de hemeroteca y biblioteca, periódicos, revistas y boleti­nes”. Acabo de recibir una car­ta con fecha del 18 de agos­to del 2020, donde dice lo siguiente: “Distinguido y estimado amigo Raful: Al ser ratificado por el Exce­lentísimo Señor Presidente Luis Abinader Corona en la posición de Director de Ar­chivo General de la Nación (AGN), deseo testimoniar­te mi agradecimiento por tu aprecio personal y la dis­posición de colaborar con la gestión futura del la institu­ción. Aprovecho la oportuni­dad para manifestarte que el AGN, y yo de manera perso­nal, estamos en la total dis­posición de contribuir en to­do lo que podamos ser útiles para el despliegue de tus ac­tividades culturales y en lo concerniente a tus futuras responsabilidades guberna­mentales. Recibe las mayores muestras de gratitud, consi­deración y estima. Roberto Cassá “. Pocos funcionarios del Estado han tenido una carrera prolongada de servi­cio con una hoja de presta­ción honesta, contribuyendo a forjar una concepción cua­litativa del servicio público, consolidando las fuentes de escudriñamiento de los dife­rentes episodios nacionales, así como la interpretación de las categorías históricas, con una vocación de trabajo ad­mirable dirigida a las nuevas generaciones como acervo documental de nuestros ava­tares y gestas. Paradigma del funciona­rio del Estado que trascien­de la telaraña burocrática, que ejerce con absoluta inde­pendencia sus ideas y la pro­yección de servicio público, sin claudicar en ninguna de sus concepciones forjadoras de valores, con un compor­tamiento austero y sobrio, Cassá constituye un ejem­plo decoroso de ciudadano y de patriota. Sus palabras me remitieron a una imagen cultivada, en la generosidad frondosa de un ser humano superior.

Noticias destacadas