24 de julio del 2021

Opinión

Acoso

Claudia Fernández Siempre han existido, pero la era de Donald Trump significó auge tremendo de las teorías conspirativas. El expresidente norteamericano hizo culto de su uso político ventajoso y está entre su legado la tendencia a verse conspiración del poder detrás de todo; como ahora con la vacuna del coronavirus. En algo particular a nosotros, […]




Claudia Fernández

Siempre han existido, pero la era de Donald Trump significó auge tremendo de las teorías conspirativas. El expresidente norteamericano hizo culto de su uso político ventajoso y está entre su legado la tendencia a verse conspiración del poder detrás de todo; como ahora con la vacuna del coronavirus. En algo particular a nosotros, reciente, tenemos teorías conspirativas con la fiscal del Distrito, Rosalba Ramos, y su denuncia de acoso laboral y moral por el inspector de la Procuraduría General. Buscan descalificar, desmeritar esa acusación de abuso de poder, cuando debe recibir justa aclaración, atribuyéndole supuesta maquinación o confabulación a Ramos. Es curioso; el acoso se configura también típicamente bajo esa distorsión, presentar a víctima como victimario.

Noticias destacadas