República Digital - Indotel Anuncio

15 de abril del 2021

Política

Acuerdo en el PLD

Orlando Gil. UNO: ENVIDIA UNIVERSAL.- Quisieran los partidos de todas partes tener la situación que –según los expertos– se estaría dando en el PLD. Incluso sería de envidiarse si sus dificultades internas pudieran solucionarse con un acuerdo entre Leonel Fernández y Danilo Medina. Cosa de dos se supone mejor que enredo de muchos, y primero lo […]




Orlando Gil.
UNO: ENVIDIA UNIVERSAL.- Quisieran los partidos de todas partes tener la situación que --según los expertos-- se estaría dando en el PLD. Incluso sería de envidiarse si sus dificultades internas pudieran solucionarse con un acuerdo entre Leonel Fernández y Danilo Medina. Cosa de dos se supone mejor que enredo de muchos, y primero lo simple que lo complicado. Fernández y Medina, cuando no pueden voltear la cara, teorizan y dejan entrever que esa dialéctica perversa (vista desde afuera) puede superarse. Hablan de discrepancias, no de conflictos, y consideran el trance como algo episódico y propio de la política. Circunstancia y ánimo que desaparecerán desde el momento que el PLD escoja su candidato. Lo interesante del caso es que así fue en el pasado, y con la tranquilidad que se afirma, podría ser ahora que se aproximan las elecciones del 2020. Los peledeístas no creen que sea tan fácil como brincar la tablita, y en la otra acerca apuestan a que se agudicen las contradicciones. Sin embargo, la experiencia es la experiencia. Y experiencia es que en momentos en que se temieron las peores locuras, ellos -Fernández y Medina- hicieron lo que ahora especialistas aconsejan: llegar a un acuerdo... DOS:  COINCIDENCIA Y CIRCUNSTANCIA.- No puede pensarse que cuando Danilo Medina declaró que lo había vencido el Estado y salió inmediatamente de escena, no hubo ningún tipo de trato o entendimiento. Así no es como se maneja la política y la realidad subsiguiente fue que los cuadros de Medina se integraron a la campaña e hicieron el trabajo que les correspondía como dirigentes del PLD. Eso no se habló, ni se escribió, y menos se pasó factura, pero algún día, cuando sea de lugar, esos hechos saldrán a la luz pública. Si se tiene buena memoria habrá de recordarse que el partido no se dividió ni los seguidores de Medina hicieron causa común con los enemigos naturales del PLD. Los danilistas al parecer son más discretos que los leonelistas, o por lo menos no detectives de la película, como sí sus compañeros de la otra banda que aseguran -todavía- que Medina ganó en el 2012 porque Fernández le echó una mano. En estrategia de Fernández en los últimos meses, está no tocar ni con el pétalo de una rosa la administración de Medina, y con ese talante, con esa tónica de calle, no solo busca neutralizar a los oficialistas, sino ganárselos circunstancialmente. Los acuerdos en política no siempre se firman o se anuncian. Basta con la coincidencia y la circunstancia, que es lo que puede darse ahora, si a ninguno les salen las cosas como pretenden... TRES:  LOS TRUCOS DE CÁMARA.- Conviene oír a unos y a otros cuando no hay micrófonos ni cámaras de por medio, pues entonces se conoce el real ánimo y las posibilidades del acuerdo o del rompimiento. Por ejemplo, se pensaba que era Leonel Fernández que rehuía la convocatoria del comité Político hasta que un alto cargo del partido quedó enganchado en la empalizada. Al volverse a la rutina se decidió convocar al comité Central para adoptar una forma de escogencia interna y responder a la Junta Central Electoral. ¿Acaso ese entendimiento mínimo cayó del cielo o fue logrado por trasmano? Cuando se observan las maneras o las formas en el CP, lo animado que conversan el presidente de la República, el presidente del partido y el secretario general, la suerte no parece tan decisiva. A la hora de hablar, no hay problema, y cuando se trata de votar, simplemente aplazan el sufragio. El CP no pudo consensuar una posición que por lo menos sirviera de guía al comité Central, y si antes los manes no meten sus manos, habría que partir de cero. Pero existe la instancia y la posibilidad de debatir y buscar entendimiento a otro nivel. Aunque como en otras ocasiones, se intenta colar en la mesa cartas marcadas. Lo del IX Congreso, por ejemplo... CUATRO:  ENTRE INSTANCIAS Y MEDIOS.- La dirección del PLD o el liderazgo mayor tienen instancias y medios para llegar al acuerdo que aconsejan expertos en conflictos y que salvaría la actual circunstancia. Lo que no se puede en el comité Político se intentará en el comité Central, pero está a tiro de fallo lo del IX Congreso, y ahora surge la eventualidad de un referéndum. Se trata de huirle a una mayoría para darse de boca con otra mayoría, y en todas se evidencia la búsqueda animosa del acuerdo. ¿Resolverá el CC por sí mismo o declinará al Congreso o el Congreso aprobará el referéndum? Nada está a tiro de mate, pero si queda claro que no se descarta ninguna vía, y que si no se llega a un consenso, o a un acuerdo, por lo menos a un arreglo. Como se llevan las cosas por ahora, las candidaturas se mantienen golosas, pero se piensa en un poco más allá. En el partido pues sucede que el problema de las candidaturas es una consecuencia de la falta de institucionalidad del partido, en que una lucidez se antepone a otra, y cada dirigente cree tener la mejor fórmula de avenimiento. Aunque todos se mantienen en el ámbito de la política y ni siquiera la reelección se considera aventura desde el momento que se habla de una reforma constitucional que habilite a Danilo Medina para después del 2020. Un transitorio que sustituya el actual transitorio...

Noticias destacadas