República Digital - Indotel Anuncio

12 de abril del 2021

Salud

Acusan a un dentista estadounidense de romper los dientes de sus pacientes para estafar a las compañías de seguros

En caso de ser declarado culpable, el odontólogo se enfrentaría a una sentencia máxima de 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Scott Charmoli, un dentista de Wisconsin (EE.UU.), fue acusado el pasado 15 de diciembre de dañar a propósito los dientes de sus pacientes para así poder facturar a las compañías de seguros los procedimientos de […]




En caso de ser declarado culpable, el odontólogo se enfrentaría a una sentencia máxima de 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Scott Charmoli, un dentista de Wisconsin (EE.UU.), fue acusado el pasado 15 de diciembre de dañar a propósito los dientes de sus pacientes para así poder facturar a las compañías de seguros los procedimientos de colocación de coronas dentales. El Departamento de Justicia del Distrito Este de Wisconsin presentó contra el dentista, de 60 años, ocho cargos por fraude en atención médica y dos más por declaraciones falsas.  Según la acusación formal, Charmoli indicaba falsamente a sus pacientes que necesitaban coronas y luego, con el taladro odontológico, simplemente les rompía partes de la dentadura. De seguidas, enviaba a las compañías de seguros radiografías y fotos de los dientes dañados y pedía la cobertura para proceder a las reparaciones. "El Departamento de Justicia se enfoca en perseguir el fraude en el cuidado de la salud, para proteger no solo los fondos destinados a ese cuido sino también a los pacientes que confían su bienestar a los proveedores", manifestó el fiscal federal Matthew Krueger. Según autoridades citadas por AP, entre enero de 2018 y agosto de 2019 Charmoli practicó intervenciones odóntológicas que culminaron en coronas dentales por un valor superior a los dos millones de dólares. La audiencia de acusación y declaración o negativa de culpabilidad está programada para el 30 de diciembre. En caso de ser finalmente declarado culpable, el odontólogo afrontará una sentencia máxima de 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares.

Noticias destacadas