República Digital - Indotel Anuncio

18 de abril del 2021

Política

Aplausos y críticas

Ayer todos aplaudían la decisión del presidente Luis Abinader de ascender de rango al segundo teniente de la Policía Nacional que enfrentó la prepotencia de un senador que exigía que le entregaran, recurriendo a la intimidación y la amenaza de trasladar la dotación completa del destacamento de Castañuelas, en Monte Cristi, a un ciudadano que […]




Ayer todos aplaudían la decisión del presidente Luis Abinader de ascender de rango al segundo teniente de la Policía Nacional que enfrentó la prepotencia de un senador que exigía que le entregaran, recurriendo a la intimidación y la amenaza de trasladar la dotación completa del destacamento de Castañuelas, en Monte Cristi, a un ciudadano que se encontraba detenido mediante orden judicial acusado de amenazar e intentar asesinar con un arma blanca a una mujer. Pero con la misma energía, y reclamando su destitución, se criticaba en las redes sociales el comportamiento del legislador del PRM Ramón Pimentel Gómez, que según lo que se ha revelado luego de que el incidente, que fue grabado en un video, se hizo viral, ni extraña ni sorprende a los residentes en la zona, familiarizados con sus excesos. Y es que, lamentablemente, el caciquismo regional, al igual que en los tiempos de Concho Primo, todavía es parte de la “cultura” política dominicana, que para colmo es legitimado por los partidos políticos, que escogen a esos caciques como candidatos debido a su poder e influencia y, sobre todo, porque poseen los recursos necesarios para financiar campañas electorales cada vez más costosas y alejadas del bolsillo del ciudadano común que cree tener el derecho a ser elegido. Pocas expectativas hay, sin embargo, de que la dirección de su partido lo llame a capítulo, y ni hablar de la destitución que se pide a gritos en las redes, por lo que a lo mas que podemos aspirar, si acaso, es a una amonestación pública y solo si lo impone la presión social. Pero da pena y vergüenza, y explica de manera elocuente porqué estamos como estamos cuando se habla de violencia contra la mujer, que un senador se exponga de esa manera, que degrade la dignidad del cargo que representa en un intento por arrebatarle a la justicia a un agresor que está preso porque no pudo materializar su crimen y convertirse en un verdadero feminicida. Por: Claudio Acosta.

Noticias destacadas