República Digital - Indotel Anuncio

16 de abril del 2021

Opinión

¡Ay la reelección!

Es preferible el béisbol, el baloncesto y el boxeo (el fútbol aquí no gusta, menos el americano) y no perder el tiempo haciendo supuestos análisis en torno a las perspectivas de los partidos para 2020. Es mucho más serio discutir, por ejemplo, quién ha sido mejor de Michael Jordan a Lebron James. Es que las […]




Es preferible el béisbol, el baloncesto y el boxeo (el fútbol aquí no gusta, menos el americano) y no perder el tiempo haciendo supuestos análisis en torno a las perspectivas de los partidos para 2020. Es mucho más serio discutir, por ejemplo, quién ha sido mejor de Michael Jordan a Lebron James. Es que las estadísticas de ambos jugadores son reales, están registradas, permiten el análisis y una conclusión valedera, aspectos imposibles de logar en la política dominicana, por la falta de igualdad entre las fuerzas que participan y ni decir de la carencia de instituciones democráticas. ¿Usted se imagina que en el torneo de béisbol Tigres del Licey designara a todos los árbitros, al presidente de la Liga y demás instancias decisorias ante eventuales apelaciones de los demás conjuntos? Pero este ejemplo podría quedarse corto, porque si vienen Las Aguilas y conectan un festival de cuadrangulares, en zona buena, no pueden cantarlos de foul. Al PLD se le ha ocurrido la abusiva y cobarde idea de convertir en árbitros de cortes a sus correligionarios, de usar el Presupuesto de la Nación en las campañas electorales para comprar partidos, medios de comunicación, periodistas y la conciencia de los dominicanos. Esas prácticas sucias y antidemocráticas se multiplican cuando el candidato es el propio presidente de la República. La reelección no es mala ni es buena, lo nocivo es que se secuestren las instituciones y se tome impunemente el dinero del contribuyente para un cargo. Ya lo dije semanas atrás: Danilo Medina no encuentra como desmontarse del poder, porque teme más al mismo Leonel Fernández que a la propia oposición. Sabe perfectamente de una posible, muy posible, persecución judicial si abandona el poder, razón por la que procura quedarse mediante los métodos que estén a su alcance. Hace algún tiempo opté por el entretenimiento deportivo, porque observo profesionalismo y seriedad en los jugadores y en los árbitros, aspectos ausentes en la política dominicana. Si la oposición política se respetara el método de lucha debería ser el que acaba de practicar Juan Hubieres, porque es con creación de crisis que se logra un pacto, el rescate de las instituciones, reales jueces y elecciones libres.

Por:

Danilo Cruz Pichardo .

Noticias destacadas