República Digital - Indotel Anuncio

12 de abril del 2021

Opinión

Batalla Hotel Matum: 55 años

Claudio Caamaño Vélez. El domingo 19 de diciembre de 1965 era en Santiago un día algo lluvioso, pero tranquilo, la ciudad vivía su rutina. Ese día recibía una visita especial: el alto mando constitucionalista venía a rendir homenaje al coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, caído el 19 de mayo por balas norteamericanas de las “Fuerzas […]




Claudio Caamaño Vélez.
El domingo 19 de diciembre de 1965 era en Santiago un día algo lluvioso, pero tranquilo, la ciudad vivía su rutina. Ese día recibía una visita especial: el alto mando constitucionalista venía a rendir homenaje al coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, caído el 19 de mayo por balas norteamericanas de las “Fuerzas Interamericanas de Paz”. La comitiva, encabezada por Francisco Alberto Caamaño Deñó, integrada por los principales personajes de la Gesta Patria, llegaron temprano. Personajes legendarios que resistieron a las tropas norteamericanas, con sus tanques y cañones, y que con increíble gallardía mantuvieron en alto nuestra soberanía. La personificación de la dignidad nacional visitaba la Ciudad Corazón. Luego de la misa en la Iglesia La Altagracia acudieron al cementerio, donde se encontraba sepultado el ideólogo del Movimiento Constitucionalista. Ahí encontraron varios explosivos que fueron rápidamente desactivados. También desde la azotea de un edificio les hicieron varios disparos. Pensaban intimidarlos, pero esos hombres que por meses enfrentaron los más agresivos ataques de las tropas mejor equipadas del mundo, tenían una capacidad de acción y temple increíbles. Como diríamos hoy: no cogían esa. Para el almuerzo fueron al Hotel Matum, donde les esperaban unas ochocientas personas, entre hombres, mujeres y niños. En el hotel comenzaron a recibir disparos desde el Monumento a Los Restauradores. Sumándose cañones, tanques de guerra y aviones. Las tropas golpistas de los genocidas generales Elías Wessin y Antonio Imbert Barreras les hicieron una encerrona a los constitucionalistas, con el objetivo de asesinarlos dentro del hotel. De forma sorpresiva y sin importarles los cientos de civiles presentes, atacaron con todo. Pero otra vez la valentía se impuso. Los constitucionalistas solo tuvieron dos bajas, una de ellas una de las más sentidas de toda la Gesta Patria: el coronel Juan María Lora Fernández. Del otro lado, cientos de soldados caídos, siguiendo órdenes de cobardes que no dan la cara. Como cada año, la Fundación Caamaño, la Fundación Lora Fernández y Efemérides Patrias conmemoran este importante acontecimiento. Sábado 19 de diciembre, 10:00 a.m. explanada Hotel Matum.

Noticias destacadas