República Digital - Indotel Anuncio

12 de mayo del 2021

Deportes

BÉISBOL: Grandes Ligas 2017, La campaña que comienza domingo 2 de abril, traerá drama del bueno, historias a seguir en la temporada

El intento de los Cachorros de Chicago por revalidar el título de campeones de la Serie Mundial que le tomó más de un siglo obtener y la búsqueda del desquite de los Indios de Cleveland. Esa  y otras historias como las de unos Astros de Houston que lucen contendores, de unos Medias Rojas de Boston […]




El intento de los Cachorros de Chicago por revalidar el título de campeones de la Serie Mundial que le tomó más de un siglo obtener y la búsqueda del desquite de los Indios de Cleveland.

Esa  y otras historias como las de unos Astros de Houston que lucen contendores, de unos Medias Rojas de Boston reforzados a pesar del retiro de su Big Papi, y de unas figuras jóvenes como Kris Bryant, Francisco Lindor y Carlos Correa que siguen impactando el espectáculo al más alto nivel, lucen como algunas de las más interesantes a seguir en la campaña que arranca mañana con tres partidos, incluyendo el de los monarcas del pasado Clásico de Otoño, Cachorros, visitando a los Cardenales de San Luis desde las 8:35 de la noche.

¿Repetirá Chicago?

Tan pronto terminó la sequía campeonil de 108 años, los analistas rápido preguntaron  si  los Cachorros serán capaces de repetir el título que tanto costó alcanzar, y si esto implicará el nacimiento de una dinastía.  Personal de sobra tienen, y aunque par de figuras claves en la conquista del título de la Serie Mundial en 2016 ya no estarán, como el taponero cubano Aroldis Chapman y el veloz jardinero central y primer bate Dexter Fowler, consiguieron nuevas piezas con potencial de mantener la maquinaria en buen ritmo. Uno es el lanzador derecho Wade Davis, quien será el nuevo taponero de Chicago en sustitución del cubano Chapman.  Davis vino en cambio desde los Reales de Kansas City, con quienes salvó 27 juegos en la Liga Americana.  Chicago viene de dos temporadas exitosas, con un viaje hasta la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en 2015 y la participación en lo que fue su primera Serie Mundial en 71 años. Como si fuera poco, han sido el equipo más ganador en lo que respecta a balance de victorias y derrotas (200-124) al sumarse su actuación de las dos últimas campañas en la fase regular.

Batalla en el Este

Hace tres años que la siempre difícil División Este de la Liga Americana dejó de ser una lucha entre dos equipos. Si antes jugar en ese grupo era duro porque todo se decidía entre los Yankees de Nueva York y los Medias Rojas de Boston,  Baltimore y Toronto han entrado en la ecuación. Y en cada una de esas últimas tres temporadas el campeón de la división ha sido un equipo distinto, a saber Baltimore, Toronto y Boston, en ese orden, de 2014 a 2016. Este año habrá que ver cómo responde Toronto a la baja vía agencia libre del recio toletero Edwin Encarnación. La alineación de Baltimore sigue metiendo miedo, pues incluye a cuatro temibles bateadores que se combinaron para 151 cuadrangulares en 2016: Adam Jones, Mark Trumbo, Manny Machado y Chris Davis.  Boston fue el equipo con mejor bateo en todas las Grandes Ligas (.282) y el que más carreras anotó con 878. Si bien su as David Price ha tenido molestias en su codo izquierdo en la pretemporada, el pitcheo de Boston tiene que mejorar aún más en 2017, tras ‘capturar’ por segundo año consecutivo al ‘peje gordo’ de la agencia libre, esta vez Chris Sale.

La vida sin “Big Papi”

En teoría, los Medias Rojas tienen material para cubrir la baja de David Ortiz, quien se retiró al  concluir la campaña 2016, o al menos para no sufrir tanto estadísticamente hablando. Hanley Ramírez, su compatriota, se perfila como el nuevo bateador designado, aunque también jugará ocasionalmente la primera base. El año pasado sacudió 30 jonrones y remolcó 111 carreras, además de batear para promedio de .286. Boston hizo su asignación en el tiempo muerto y no solo reforzó su pitcheo, sino que se movió para intentar paliar la salida del ‘Big Papi’. Contrató vía agencia libre también a Mitch Moreland, quien en 2016, en la última de sus siete campañas con Texas, conectó 22 cuadrangulares con 60 carreras impulsadas. Moreland será el primera base regular del equipo.

Lo que está por verse es si los Medias Rojas podrán compensar algo que puede parecer intangible pero que es importante en un camerino: el liderato.

Lindor y sus Indios

En poco tiempo, el campocorto boricua Francisco Lindor se ha convertido en el nuevo rostro de los Indios de Cleveland y fue pieza vital para que  adelantaran a su primera Serie Mundial en 19 años.

Lindor viene de una temporada de ensueño. Luego de quedar segundo en la votación del premio de Novato del Año de la Liga Americana en 2015, en el 2016 se dejó sentir con fuerza siendo escogido para el Juego de Estrellas, ganando el Guante de Oro, y también el Guante de Platino. Con Cleveland habrá que contar para la temporada 2017, e incluso debe ser uno de los favoritos de la Liga Americana para repetir en la Serie Mundial. Hay que recordar que el año pasado, cuando se quedaron cortos por un triunfo de ganar la Serie Mundial, tras tener contra la pared a Chicago 3-1, los Indios no contaron por lesión con dos de sus estelares brazos de la temporada regular (Danny Salazar se incorporó a última hora al Clásico de Otoño), ni con Michael Brantley, un bateador de sobre .300 de promedio en las dos campañas previas y quien sacó 15 y 20 pelotas, respectivamente, en 2014 y 2015.

Los ‘boriastros’

Lo ofensiva  de los Astros se ha reforzado en grande, y gran parte de esa producción dependerá, según se espera, de los bates puertorriqueños. Tras una temporada que él no cataloga como su mejor en 2016, el campocorto boricua Carlos Correa podría tener un repunte si se toma en consideración la manera en que lució con su madero durante el Clásico Mundial de Béisbol,  llevando la voz cantante con tres cuadrangulares y en carreras anotadas con 10. Los Astros sumaron   al también puertorriqueño Carlos Beltrán, un veterano que aportará no solo su liderato en el camerino, sino con su poderosa ofensiva.  El año pasado en las Mayores, Beltrán bateó .295 con 29 cuadrangulares, 93 carreras impulsadas y 73 anotadas, entre los Yankees y los Vigilantes de Texas. La alineación de Houston podría quedar con el veloz jardinero de ascendencia boricua, George Springer, como primer bate, seguido de Alex Bregman,  el venezolano José Altuve, y de Correa como limpiabases, tal como en 20016. Beltrán se proyecta como quinto en la ofensiva, brindándole protección a su compatriota.

La mejoría de Bryant

En solo dos temporadas jugando en Grandes Ligas, el antesalista titular  de los Cachorros, Kris Bryant, tiene una historia para admirar y es de las figuras a seguir en 2017. Viene de ganar el premio de Novato del Año de la Liga Nacional en 2015, el de Jugador Más Valioso de su circuito en 2016, dos Juegos de Estrellas en sus primeras dos campañas, y un recién adquirido título de Serie Mundial. Nada mal para un jugador de apenas 25 años que aún debe estar lejos de alcanzar el pico de su carrera, y que muy bien podría ser un caso similar al de Mike Trout, de la Liga Americana. Bryant, es uno de esos jugadores noveles que se ha convertido en el rostro, no solo de su franquicia, sino del béisbol de las Mayores. Tuvo números impresionantes en 2016 con .292 de promedio, 176 hits, 121 carreras anotadas, 102 remolcadas y 39 cuadrangulares, mejorando en todos esos renglones su actuación de 2015.

La salud de Kershaw

Desde la temporada del  2010, la última antes de que ganara su primero de tres   premios Cy Young como mejor lanzador de la Liga Nacional, el zurdo Clayton Kershaw,  de los Dodgers de Los Ángeles, no había tenido un total tan bajo de triunfos como los 12 que registró en 2016.  Pero eso se debe a la dolencia que lo mantuvo lejos del montículo buena parte de la campaña, tras una arrancada espectacular en la primera mitad, que lo llevó a compilar récord de 11-1 con 1.57 de efectividad. Eso fue antes de realizar la última salida el 26 de junio, la que perdió, previo a su larga estadía en la lista de inactivos por un disco herniado que lo privó de jugar por más de dos meses. Saludable, Kershaw ha sido de los mejores pitchers de las Mayores en la última década, como lo demuestran sus tres Cy Young y su récord general de 113-47 con 2.18 de ERA del 2010 a 2016, incluyendo 1,633 ponches en 1,481.1 entradas.

Vuelven al ataque

Los Dodgers de Los Ángeles, Cardenales de San Luis y Yankees de Nueva York son tres organizaciones de gran tradición que han cedido algo de terreno en las últimas temporadas ante el talento emergente de los rivales. De las tres,  los Dodgers parecen contar en el papel con el talento para volver a los playoffs, pero siempre al final de cuentas se quedan cortos. Habrá que ver cómo le va a su as Clayton Kershaw en 2017. Los Yankees cambiaron en parte su fórmula el año pasado cuando se desprendieron de jugadores caros para adquirir en cambio varios peloteros que figuran como grandes promesas, pero volvieron a firmar al cubano Aroldis Chapman y abrigan esperanzas en su talento joven, encabezado por Didi Gregorius, Gary Sánchez y Aaron Judge.  Los Cardenales, los dueños de la división Central en la Nacional por la mayoría del tiempo en la última década, lucieron débiles ante dos equipos que continúan subiendo como los campeones de la Serie Mundial, Cachorros de Chicago, y los Piratas de Pittsburgh.  San Luis adquirió  al jardinero central Dexter Fowler.

Noticias destacadas