República Digital - Indotel Anuncio

12 de abril del 2021

Opinión

Biden y América Latina

Juan Guiliani Cury. II de II En la agenda hemisférica, Colombia figu­ra como el más estrecho aliado de los in­tereses norteamericanos. Se pronostica una recon­firmación del T-MEC con México y Canadá, un re­greso a la política Obama con Cuba y una esperanza de un levantamiento del bloqueo económico-finan­ciero vigente desde 1962. En el vecindario se […]




Juan Guiliani Cury.
II de II En la agenda hemisférica, Colombia figu­ra como el más estrecho aliado de los in­tereses norteamericanos. Se pronostica una recon­firmación del T-MEC con México y Canadá, un re­greso a la política Obama con Cuba y una esperanza de un levantamiento del bloqueo económico-finan­ciero vigente desde 1962. En el vecindario se espera un cambio significativo en el trato federal con Puer­to Rico, su delfín caribeño maltratado por fenóme­nos naturales. Con Nica­ragua, trataría de buscar (un bajadero) hacia una solución compartida al trípode Ortega-Murillo-Oposición, e instar a Ma­nagua celebrar elecciones libres bajo observación internacional. Una ove­ja que atender es el regre­so del MAS (Izquierda) al poder en Bolivia con Luis Arce, pupilo de Evo Mora­les, como presidente del país andino. Bolivia cele­bró elecciones en octubre en medio de expectativas y amenazas de violencia, después de la crisis políti­ca del 2019 siendo Mora­les acusado de maniobrar un fraude electoral. Ar­ce se alzó con el 55% del voto popular. Las relacio­nes bilaterales entre Es­tados Unidos y Bolivia en 14 años de Evo fueron tensas, pero tolerables. El punto quizás más espino­so por afinar en el traspa­tio, es como Biden conci­liaría con Nicolás Maduro, en buscar una fórmula salomónica que le permi­ta a Caracas navegar con Washington y suavizar las sanciones económicas. Maduro tendría que acep­tar cambios en cuestiones institucionales medulares tales como, una reforma el órgano de elecciones y a la Corte Suprema de Justicia, liberar los presos políticos y convocar elec­ciones libres y transparen­tes. Se desconoce si la ad­ministración demócrata seguirá la misma línea de apoyo de su antecesor Do­nald Trump a Juan Guai­dó. Una ventaja política de Maduro es haber divi­dido a la oposición que no encuentra un camino para unificar sus fuerzas frente al chavismo, y que Trump ya había dejado entrever la fragilidad política de Guaidó como “presidente interino” y el desgaste de la oposición política.

Noticias destacadas