República Digital - Indotel Anuncio

11 de abril del 2021

Opinión

Bien por el ministro de Educación, pero…

Positivo. Muy positivo, me parece el proceso de saneamiento de la nómina del Ministerio de Educación que llevó a cabo el ministro Andrés Navarro. Hay que felicitarlo a él y al gobierno porque gracias a eso se determinó que casi 4 mil personas estaban percibiendo un salario sin trabajar. Aunque no estoy de acuerdo en […]




Positivo. Muy positivo, me parece el proceso de saneamiento de la nómina del Ministerio de Educación que llevó a cabo el ministro Andrés Navarro. Hay que felicitarlo a él y al gobierno porque gracias a eso se determinó que casi 4 mil personas estaban percibiendo un salario sin trabajar. Aunque no estoy de acuerdo en el modus operandi, porque primero se debió investigar y luego bloquear, evitando así afectar a profesores que sí trabajan y que experimentaron serias dificultades por la incautación de su salario. Ante esto, es válido, hasta cierto punto, el reclamo de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP). Pero, ojo, sin rayar en respaldar lo incorrecto, como erróneamente hacen algunos gremios ante inconductas de sus miembros. Más allá de eso, la medida del Minerd es importante porque se identificaron recursos públicos, que se están sustrayendo del erario y que forman parte de ese 1% del PIB que se estima se va en corrupción y con el que se pudieran resolver problemas fundamentales de los dominicanos, como, por ejemplo, el de la vivienda, según calculó Casa Ya. Sin embargo, una iniciativa tan loable, no debe pararse ahí. Se debe profundizar, hasta determinar: Quién nombró todas esas botellas, desde cuándo, cuántas personas estaban al tanto, y, lo más importante, someter al régimen de consecuencias, sanciones, penalidades (Ministerio Público y de Administración Pública) a esas personas y a los funcionarios cómplices, incluyendo hasta exministros de Educación, sin importar sus partidos. ¿O eso se quedará así? Se determinó que en un país con alta tasa de desempleo y bajo nivel de salarios casi 4 mil personas cobraban dinero público sin trabajar y, ¿no pasará nada? Pero, sobre todo, esta auditoría y saneamiento de la nómina no debe quedarse en Educación, sino que debe extenderse a todas las instituciones del Estado, pudiendo seguir, por ejemplo, con Cancillería. Y es que recientemente salió a relucir la nómina de 45 asesores que posee el Ministerio de Relaciones Exteriores, con salarios de entre RD$100 mil y RD$150 mil. ¿Cómo es posible que esto pase en el mismo país donde casi el 70 % de los trabajadores y trabajadoras gana menos de 15 mil pesos mensuales, de acuerdo a datos de la TSS? A eso se suma la presencia en ese amplio listado de asesores, de exdiputados del PRD, partido del Canciller, quienes es muy posible también cobren su pensión en el Congreso Nacional. Entonces, bien por Educación, por enfrentar las “botellas”. Por: Millizen Uribe.

Noticias destacadas