República Digital - Indotel Anuncio

22 de abril del 2021

Mundiales

Cartas internas indican que Amazon conocía que sus conductores orinaban en botellas y defecaban en bolsas, a pesar de que la compañía lo había negado

«¿Realmente cree lo de orinar en botellas?», preguntó la compañía esta semana, agregando «nadie trabajaría para nosotros» si esto fuera cierto. The Intercept, a su vez, informa, citando a sus fuentes y correspondencia interna, que la práctica es habitual en Amazon. Amazon era consciente de que sus conductores a veces orinan en botellas y defecan en […]




"¿Realmente cree lo de orinar en botellas?", preguntó la compañía esta semana, agregando "nadie trabajaría para nosotros" si esto fuera cierto. The Intercept, a su vez, informa, citando a sus fuentes y correspondencia interna, que la práctica es habitual en Amazon.

Amazon era consciente de que sus conductores a veces orinan en botellas y defecan en bolsas, señaló este viernes The Intercept, publicando unos correos electrónicos internos y citando a sus fuentes.

¿Qué precedió a la publicación?

El director ejecutivo de Amazon, Dave Clark, anunció este jueves la visita del senador Bernie Sanders a la ciudad de Bessemer (Alabama) para apoyar la campaña de sindicalización en la empresa, afirmando que la compañía representa "un lugar de trabajo progresista". "Por eso si usted quiere oír sobre los 15 dólares por hora y atención médica, el senador Sanders hablará en el centro. Pero si usted desea ganar al menos 15 dólares por hora y tener una buena atención médica, Amazon está contratando", escribió.

En respuesta, el miembro de la Cámara de Representantes, Mark Pocan, afirmó que "pagar a los trabajadores 15 dólares por hora no lo hace [a Amazon] un lugar de trabajo progresista cuando destruyen el sindicato y hacen que los trabajadores orinen en botellas de agua", refiriéndose de esta manera a los reportes que aparecieron en el 2018 e indicaron que los empleados de la empresa se vieron obligados a omitir pausas para ir al baño.

La reacción desde Amazon no tardó en aparecer. "¿Realmente cree lo de orinar en botellas?", escribió el mismo día en Twitter, agregando que "si esto fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros".

¿Qué dicen los documentos? 

Mientras tanto, The Intercept destacó en su nuevo artículo que la declaración de la compañía no es verdad y los trabajadores recurren a esta práctica habitual para cumplir con las cuotas establecidas. El medio informa que los jefes fueron conscientes de esto y publicó un documento interno, proporcionado por un empleado de Amazon en Pittsburgh (Pensilvania) en el que la micción y defecación públicas fueron puestas en una lista de "violaciones y defectos".

Además, el portal reveló un correo electrónico que fue enviado por la gerente de logística en la empresa, Jen Snyder, y destapó los casos de que los empleados defecaron en bolsas. "Esta tarde, un asociado descubrió heces humanas en una bolsa de Amazon que fue devuelta a la estación por un conductor. Esta es la tercera ocasión durante los últimos dos meses", señalaba la correspondencia.

"Entendemos que los conductores asociados pueden tener emergencias mientras [están] en carretera y especialmente durante [la pandemia del] covid los conductores asociados han tenido problemas para encontrar cuartos de baño mientras entregan", escribió, agregando que es "inaceptable" dejar bolsas con heces o botellas con orina para que sean devueltas a la estación.

Por su parte, Halie Marie Brown, residente de California que trabajó para el contratista de entrega para Amazon, Soon Express, afirmó que este comportamiento "ocurre porque literalmente implícitamente se nos fuerza a hacerlo, de lo contrario, terminaremos perdiendo nuestros trabajos por demasiados 'paquetes no entregados'".

Amazon no se ha pronunciado al respecto a The Intercept antes de la publicación del artículo.

Noticias destacadas