República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Opinión

Catalina

César Duvernay. La aclaración de la aún no entrada de la Central Termoeléctrica Punta Catalina al Sistema Energético Nacional Interconectado (SENI) es válida y pertinente toda vez que, máxime cuando es ayudado por la casuística, el imaginario popular es fértil y creativo. Se recuerda que hace un mes, y  luego de una fase de pruebas, […]




César Duvernay.
La aclaración de la aún no entrada de la Central Termoeléctrica Punta Catalina al Sistema Energético Nacional Interconectado (SENI) es válida y pertinente toda vez que, máxime cuando es ayudado por la casuística, el imaginario popular es fértil y creativo. Se recuerda que hace un mes, y  luego de una fase de pruebas, la primera de las dos plantas fue encendida y su caudal de aportación llegó a sobrepasar los 320 megavatios al SENI. Pero luego de ese tiempo la matriz fue sacada de línea y ha estado sometida a rigurosos ajustes técnicos en pos de lograr su total proceso de automatización ya que su incursión se había hecho de forma manual. A lo bueno la gente se acostumbra rápido, sobre todo cuando, y como es el caso de Punta Catalina, aparte de bueno, también es barato y propio.  Por eso, y en conjunción con la inclemente ola de calor, que dispara la demanda; la salida de funcionamiento de  algunas generadoras privadas y el rumor de un supuesto tranque  entre la empresa constructora y la Corporación Estatal de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), llueven los reclamos y se han echado a correr una serie de hipótesis tan sorprendentes como falsas.  Sin embargo, la realidad es que Catalina marcha viento en popa, conforme al cronograma de ejecución y bajo absoluto control de la CDEEE. Solo que las complejidades de acoplamiento del más poderoso y moderno parque energético del país son fuertes y abarcadoras...porque definitivamente no es un anafe lo que se está prendiendo.

Noticias destacadas