República Digital - Indotel Anuncio

21 de junio del 2021

Mundiales

Ceuta: padres marroquíes desesperados en busca de sus hijos

 Proporcionado por Associated Press El cuerpo de un joven, cubierto con una sábana térmica tras ser recuperado por la policía española en aguas próximas a la frontera entre Marruecos y el enclave español de Ceuta, en el norte de África, el 20 de mayo de 2021. (AP Foto/Bernat Armangue) CEUTA, España (AP) — Los servicios sociales […]




 Proporcionado por Associated Press El cuerpo de un joven, cubierto con una sábana térmica tras ser recuperado por la policía española en aguas próximas a la frontera entre Marruecos y el enclave español de Ceuta, en el norte de África, el 20 de mayo de 2021. (AP Foto/Bernat Armangue)

CEUTA, España (AP) — Los servicios sociales de Ceuta —una ciudad española de 85.000 habitantes que está en el centro de una disputa diplomática entre Madrid y Rabat— atendían el viernes miles de llamadas de padres marroquíes en busca de sus hijos, después de que cientos de niños y adolescentes fueran atrapados por una tormenta diplomática entre España y Marruecos por una crisis migratoria.

Mabel Deu, portavoz del enclave español del norte de África, dijo el viernes que una línea directa establecida el día anterior había recibido 4.400 llamadas de familiares desesperados.

Hasta el momento, se han confirmado 438 menores no acompañados entre las más de 8.000 personas que llegaron a Ceuta desde Marruecos entre el lunes y el miércoles, aunque Deu dijo que las autoridades estaban tratando de verificar las edades de muchos más que estaban en los refugios o deambulando por las calles.

Más de 6.600 de los más de 8.000 migrantes que saltaron la cerca o llegaron a nada a uno de los enclaves españoles en el norte de África esta semana fueron devueltos ya a Marruecos, informaron las autoridades el viernes.

Por segundo día consecutivo, no se registraron llegadas a Ceuta, luego de que las autoridades marroquíes volvieron a reforzar la vigilancia en su lado de la frontera.

El objetivo de las autoridades españolas es que los menores de edad “estén con sus progenitores en el menor tiempo posible porque entendemos la preocupación y la angustia de muchas familias que no saben dónde están sus hijos”, precisó la consejera de Presidencia y Relaciones Externas.

“No sabemos cuántos menores han entrado ya que muchos están en otros lugares o por las calles, pero lo cierto es que seguimos trabajando para realizar cuanto antes las identificaciones de los niños”, agregó.

Muchos de los familiares se encuentran a pocos kilómetros al otro lado de la frontera, en la ciudad marroquí de Fnideq, pero una mayor vigilancia a lo largo de una frontera compartida de 8 kilómetros (5 millas) de largo y el caos en el lado español, pero las reuniones familiares se ven dificultadas porque los servicios sociales están abrumados por la repentina afluencia de migrantes.

España tiene la obligación legal de cuidar a los migrantes menores de edad hasta que cumplan 18 años o mientras hallan a sus familiares. Las autoridades están decidiendo en qué parte de la península española distribuir a 260 de los menores no acompañados que están siendo trasladados para dar cabida a los recién llegados.

Las relaciones entre las dos naciones mediterráneas están en uno de sus peores momentos luego de que España decidió el mes pasado permitir la entrada al país por motivos médicos del líder de un movimiento que ha luchado por la independencia del Sahara Occidental desde que Marruecos se anexionó el vasto territorio en la década de 1970.

Las autoridades en Rabat sostienen que la presencia del jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España, a donde llegó con un pasaporte argelino con un nombre falso, es inaceptable. Ghali, a quien Marruecos considera un terrorista, se recupera de COVID-19 en un hospital del norte de España desde el 18 de abril.

La Audiencia Nacional española lo ha citado a declarar el próximo 1 de junio en un caso de supuestas torturas y está siendo investigado por posible genocidio en una demanda independiente presentada por grupos de disidentes saharauis contrarios al Frente Polisario.

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, advirtió el viernes que la crisis podría empeorar dependiendo de cómo España lidia con Ghali. “Optar por el mismo procedimiento para su salida es elegir el estancamiento y el empeoramiento de la crisis”, afirmó Benyaich a la emisora pública española TVE.

En Melilla, el otro territorio español ubicado a unos 350 kilómetros (220 millas) al oeste en la costa mediterránea, las fuerzas de seguridad fronterizas de ambos lados repelieron a grupos de jóvenes que trataban de ingresar al territorio español. La delegación del gobierno en Melilla confirmó que unas pocas decenas consiguieron su objetivo.

___

El periodista de The Associated Press Aritz Parra en Madrid contribuyó para este despacho

Noticias destacadas