República Digital - Indotel Anuncio

10 de mayo del 2021

Opinión

Chávez engendró la catástrofe

OSCAR MEDINA. El apagón que afectó Venezuela durante días no inició el jueves 7 de marzo. Las muertes y los millones de dólares que ese evento costó a esa depauperada economía comenzaron a gestarse el 2 de febrero del año 1999, cuando Hugo Chávez se convirtió en Presidente de ese país. El origen de ese […]




OSCAR MEDINA.
El apagón que afectó Venezuela durante días no inició el jueves 7 de marzo. Las muertes y los millones de dólares que ese evento costó a esa depauperada economía comenzaron a gestarse el 2 de febrero del año 1999, cuando Hugo Chávez se convirtió en Presidente de ese país. El origen de ese apagón no subyace en los aspectos técnicos referidos a la salida del sistema de la Central Hidroeléctrica de Gurí, y mucho menos en el absurdo relato oficial que acusa al “imperialismo yanqui” de llevar a cabo una “guerra electromagnética” en contra de Venezuela. Esa crisis se fecundó hace más de una década, cuando Chávez estatizó la industria eléctrica venezolana y creó la Corporación Eléctrica Nacional... Desde entonces los apagones se volvieron frecuentes, se produjo una sustitución progresiva del personal técnico por militares y militantes políticos, se dilapidaron millones de dólares en proyectos fallidos y sobrevalorados, y se descuidó el mantenimiento de la infraestructura existente... El resultado es que Venezuela, que hasta hace unos pocos años suministraba energía a sus vecinos, tiene hoy uno de los sistemas eléctricos más inestables e ineficientes de la región. Y es que la crisis del sector eléctrico constituye un fiel reflejo de la situación venezolana: La incompetencia de Maduro profundizó el estropicio. Pero la catástrofe que padece ese país la engendró Chávez. Fue Chávez quien estatizó empresas, industrias, fincas y comercios, ahuyentando a prácticamente todos los capitales que generaban empleo en Venezuela, y fue quien revocó la autonomía de PDVSA y aplastó con ineficiencia estatal sus capacidades de extracción y refinamiento del crudo venezolano. La ineptitud de quien hoy gobierna Venezuela ha agravado la crisis económica y disparado los niveles de inflación, escasez y pobreza hasta lo insufrible. Pero fue Chávez que inició ese derrotero al adoptar el más amplio manual de políticas económicas disparatadas que se haya conocido jamás. Su heredero ha profundizado el carácter autoritario del régimen. Pero el deterioro democrático lo inició Chávez, que desconoció resultados electorales, creó estructuras paralelas para asfixiar a gobiernos locales controlados por la oposición, y se hizo con el control de todos los demás poderes del Estado los cuales subordinó a sus caprichos dictatoriales... Fue Chávez quien diseñó y aplicó políticas para cercenar la libertad de expresión, retiró licencias, censuró y asfixió a los medios independientes; llenó las cárceles de presos políticos y creó grupos paramilitares para agredir y matar opositores. Chávez fue un líder carismático y pudo enmascarar parte de sus disparates malgastando en políticas populistas dólares del boom de precios del petróleo. Maduro en cambio no sólo carece de carisma, sino que al mismo tiempo ha sido lo suficientemente torpe para asirse a un modelo exhausto y profundizar la crisis hasta lo materialmente insoportable. Pero Maduro no es el padre del desastre... Sólo su “continuador jurídico”... Y aún así en este país pululan opinadores y prolíficos tuiteros que se presentan como adversarios radicales de Maduro y pretendidos paladines de democracia venezolana, cuando no hace mucho eran apologistas cuasi orgásmicos de Chávez... ¡Hay que tener la cara dura!

Noticias destacadas