República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Opinión

“China” de Kissinger para principiantes…

La renovación del tema “China” en el efervescente escenario dominicano ha traído al límite  la memoria colectiva de los hechos desde la Segunda Guerra Mundial, y se ha notado por la noticia sin sazonar que llegara a los pobres dominicanos: China (y no al revés) negoció el rompimiento con Taiwán para reconocerle como el régimen resultante […]




La renovación del tema “China” en el efervescente escenario dominicano ha traído al límite  la memoria colectiva de los hechos desde la Segunda Guerra Mundial, y se ha notado por la noticia sin sazonar que llegara a los pobres dominicanos: China (y no al revés) negoció el rompimiento con Taiwán para reconocerle como el régimen resultante triunfador de la Guerra Civil China.

No voy a ser exagerado, pero un par de profesores de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, donde soy docente, además de un par de galenos de la Plaza de la Salud, donde soy paciente, se han interesado en que les explique con quien  negoció el Ministro Peralta y si van a venir los “chinos” a invertir… Parece evidente, debemos conocer a los chinos de Xi Ji Ping, por lo menos en su historia.

¿Qué mejor comienzo para entenderlo que con  quien inició la Era de China en Occidente? Vamos a recurrir a un clásico moderno, al teórico que mantuvo contactos de alto nivel durante cuarenta años con funcionaros chinos: Henry Kissinger.

En el libro de Kissinger podemos  leer en  el primer capítulo sobre la “singularidad” de la historia China para corregir lo que esperamos los dominicanos del  protocolo rubricado por el Ministro Peralta y ratificado por el Canciller Vargas.

La singularidad es un concepto matemático pero que no está aplicado a China  en dicha acepción. China es “singular” porque en su historia tienen un hipotético fundador en el “Emperador Amarillo” que sin embargo reconoce a pueblos anteriores. China hizo grandes expediciones para llevar un mensaje de la cosmovisión del mundo y sin pretensiones de colonialismo y vasallaje.

De las civilizaciones antiguas (rememoro a Babilonia, Egipto, el Valle de Ganges) la única que llega a nuestros días es China. Esta singularidad la señala Kissinger, en la conclusión de su primer capítulo, para entender la China con la que negocio el Ministro Peralta: “Con estas tradiciones específicas y sus hábitos milenarios de superioridad, China entró en la era moderna con un tipo de imperio singular: un  Estado que reivindicaba su trascendencia universal  por su cultura y por instituciones, pero que no hacía nada para  ganar prosélitos; era el país más rico del  mundo, y sin embargo, se mostraba indiferente al comercio exterior y a la innovación tecnológica; una cultura del cosmopolitismo supervisada por una élite ajena al nacimiento de la era de la explotación occidental; y una unidad política de una extensión geográfica sin precedentes que ignoraba las corrientes tecnológicas e históricas que pronto habían de  constituir una amenaza para su existencia.”

En consecuencia, esta advertencia hace que la siquis china tiene más profundidad en sus causas: por igual, debemos leer otras singularidades que nos hacen esperar otros objetivos en política internacional, por lo que requiero mayor rigor en los estudios para conocer el rol en el Asia del siglo XXI.

El libro “China” de Kissinger, gratis, se encuentra en el siguiente enlace https://libros-gratis.com/checkout-page/?level=6. Para mi libro “China: ¿el futuro de la globalización?” está disponible en el foro de Miguel  Sang Ben El Siglo de China en el siguiente enlace: http://elsiglodechina.blogspot.com/p/texto-integro-del-libro-china-el-futuro.html

Noticias destacadas