República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Economía

China muestra su artillería comercial para responder con cargas de 3.000 millones a la amenaza de Trump

China anunció este viernes que ha preparado una lista de hasta 128 productos procedentes de EEUU a los que planea imponer aranceles de entre un 25% y 15%como respuesta a la decisión similar que aprobó este jueves el presidente Donald Trump, en lo que constituyen los primeros rifirrafes de la guerra comercial entre ambas economías que anticipan […]




China anunció este viernes que ha preparado una lista de hasta 128 productos procedentes de EEUU a los que planea imponer aranceles de entre un 25% y 15%como respuesta a la decisión similar que aprobó este jueves el presidente Donald Trump, en lo que constituyen los primeros rifirrafes de la guerra comercial entre ambas economías que anticipan todos los expertos. El ministerio de Comercio chino difundió un comunicado en el que adelanta que el coste total de estas cargas adicionales sumarán hasta 3.000 millones de dólares y añadió que tendrán como objetivo los frutos secos, vino, tuberías de acero, productos cárnicos y el aluminio reciclado. Se trata por el momento de un aviso y de un primer paso que Pekín explicó se aplicará en dos fases. "Tenemos la intención de imponer aranceles a ciertas importaciones de EEUU para establecer un balance con las pérdidas que causarán a los intereses chinos los aranceles estadounidenses al acero y el aluminio", indicó el citado departamento en el mismo texto. Las bolsas asiáticas se sumaron al pesimismo global ante una confrontación de consecuencias imprevisibles y registraron pérdidas generalizadas. La de Tokio bajó un 4,5%, la de Corea del Sur un 3,2%, Hong Kong un 2,5% y Shanghai un 3,4%. El choque comercial entre los dos países afectará a dos economías que representan un 40% de la producción mundial, lo que explica la enorme preocupación de los mercados de todo el orbe. "Aranceles significan una guerra comercial y las noticias han empujado a los inversores mundiales a buscar una salida a la carrera", opinó Chris Rupkey, un analista de MUFG Union Bank. En una reveladora entrevista con la emisora china CGTN, Cui Tiankai, el embajador de China en EEUU -un personaje que hasta ahora ha sido clave en las relaciones bilaterales entre ambos estados- advirtió que su país nunca ha deseado embarcarse en una confrontación de este tipo pero fue contundente: "Nunca quisimos empezar una guerra comercial pero si nos la imponen, lucharemos hasta el final, no tenemos miedo". Cui distribuyó un comunicado en el que incidía en esta opinión y dijo: «Si alguien quiere jugar duro con nosotros, jugaremos duro y a ver quien gana». "Trump ha subestimado la determinación de China para adoptar represalias y no ha considerado plenamente el precio que pagará al iniciar esta guerra comercial. Está jugando con fuego y terminará siendo un desastre para EEUU", indicó por su parte el diario Global Times en su editorial. Sin embargo, los expertos indican que todavía hay margen de maniobra ya que los aranceles estadounidenses no han afectado a sectores claves de China, como los productos electrónicos o los electrodomésticos, y Pekín no ha incluído entre sus objetivos a las importaciones de semillas como la soja o el sorgo, que dependen de forma muy significativa del mercado del país asiático. Para Xu Hongcai, un economista del Centro de Intercambio Económico de China citado por Reuters, la réplica de Pekín ha sido "comedida". "China está tensando el arco pero no ha disparado. Todavía hay cartas que jugar", opinó.
    • JAVIER ESPINOSA.
    • Corresponsal
    • SHANGHAI (China).

Noticias destacadas