República Digital - Indotel Anuncio

11 de abril del 2021

Salud

China y el coronavirus

Señor director: La República Popular China, el país grande y diverso en cultura milenaria, tradiciones, historia, batallas y victorias, segunda potencia económica mundial, vive hoy una situación de calamidad con la aparición de la epidemia del nuevo coronavirus centrado en la ciudad de Wuhan, a finales de diciembre pasado. Desde el estallido de esta epidemia, […]




Señor director: La República Popular China, el país grande y diverso en cultura milenaria, tradiciones, historia, batallas y victorias, segunda potencia económica mundial, vive hoy una situación de calamidad con la aparición de la epidemia del nuevo coronavirus centrado en la ciudad de Wuhan, a finales de diciembre pasado. Desde el estallido de esta epidemia, como cualquier otra que se ha producido en el mundo, el gobierno chino junto al pueblo ha sabido tomar medidas firmes para afrontar este virus y evitar su propagación. No es una tarea fácil, lo sabemos, pero, para China, que avanza en una importante reconstrucción de su histórico proceso enmarcado en el desarrollo que se ha propuesto, fruto de las enseñanzas de sus antecesores, de la entrega y sacrificio de su pueblo, de su firmeza, visión política y sabiduría en la toma de decisiones, nada le resulta imposible. Y, en todo este proceso, el glorioso Partido Comunista de China, como vanguardia juega un rol preponderante. Por eso, han dado pasos gigantes y conscientes desde que estalló la epidemia, con fuertes medidas preventivas y de control que se han dado a conocer en el interior del país y el mundo, generando mayor nivel de conciencia en su población y muestras de solidaridad internacional, aunque no han faltado las posiciones mezquinas movidas por intereses individuales y alejadas de todo sentido de humanismo. Lo que pasa en China hoy puede tocar a otro mañana. Las medidas de contingencia ante un brote de tal naturaleza, asumidas con rapidez y eficiencia, la construcción en solo 10 días de un hospital especializado para este caso, la integración y participación del personal idóneo para su abordaje con rigor científico; el manejo mediático constructivo para difundir las respuestas a las contingencias, la directa atención de las autoridades partidarias y gubernamentales, han permitido el manejo de las cifras de afectados, fallecidos y controlados que han recibido el alta médica. Sin dudas, China afronta una dura prueba, pero estamos seguros saldrá lo más rápido posible, como ha sabido salir airoso de situaciones difíciles a lo largo de su historia. Lo más difícil para una nación, es lograr su libertad, independencia y soberanía; China lo logró el 1 de octubre de 1949, bajo el liderazgo de Mao Zedong, mentor de sus predecesores, que hoy, con el mismo sentimiento de arraigo, la misma firmeza ideológica y los mismos principios continúan trabajando en la construcción y fortalecimiento de la República Popular China. Atentamente, Miguel Mejía

Noticias destacadas