República Digital - Indotel Anuncio

14 de mayo del 2021

Mundiales

Colombia: El exgerente de campaña de Santos ingresa en prisión provisional por el caso Odebrecht

Roberto Prieto está acusado de recibir sobornos de la constructura brasileña que le habrían servido para «tapar huecos» durante la carrera presidencial. El que fuera gerente de las dos últimas campañas presidenciales de Juan Manuel Santos, Roberto Prieto, ha sido enviado a prisión provisional la mañana del martes por el escándalo de los sobornos de Odebrecht. […]




Roberto Prieto está acusado de recibir sobornos de la constructura brasileña que le habrían servido para «tapar huecos» durante la carrera presidencial.

El que fuera gerente de las dos últimas campañas presidenciales de Juan Manuel Santos, Roberto Prieto, ha sido enviado a prisión provisional la mañana del martes por el escándalo de los sobornos de Odebrecht. El juez acepta las acusaciones de la Fiscalía de Colombia por falso testimonio, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, entre otros delitos, por los contratos que firmó con la constructora brasileña. «Se torna necesario disponer una medida de aseguramiento para salvaguardar el proceso en su contra», dijo el magistrado en la audiencia.

“El indiciado tenía como modus operandi pedir dinero a empresas y personas diciendo que era requerido para ‘tapar huecos’ de las campañas políticas de Juan Manuel Santos”, ha declarado la fiscal del caso. Prieto, según la sentencia, recibió dinero (unos 230.000 dólares) de una de las empresas con las que Odebrecht hizo negocios en Colombia para construir la Ruta del Sol III, una de las mayores infraestructuras viales del país.

Parte de los sobornos que recibía el acusado los consiguió con contratos falsos y gracias a la posición de poder que ejercía alegando que era el responsable de las campañas electorales con las que el actual mandatario colombiano llegó al poder en 2010 y fue reelegido en 2014, según el juez.

En julio de 2017, la Fiscalía confirmó pagos de Odebrecht a las campañas tanto de Santos como de Óscar Iván Zuluaga, su adversario electoral. La investigación ya comprobó en marzo de ese año que la constructora había firmado un contratoen febrero de 2014 con la sociedad panameña Paddington, vinculada a la empresa colombiana Sancho BBDO, por un millón de dólares, para realizar una encuesta de opinión en las principales ciudades de Colombia. “Esta contribución habría sido efectuada, según los directivos de Odebrecht, con el fin de lograr una aproximación con el Gobierno del presidente Santos”, aseguró entonces este organismo.

El propio Prieto, en una entrevista con Blu Radio reconoció esta financiación ilegal. Ocurrió en la primera campaña, en 2010, cuando la compañía brasileña, investigada por tejer una amplia red de sobornos en América Latina, pagó los carteles del actual presidente de Colombia. “Yo ordené los afiches operativamente con plata de Odebrecht. Es una realidad. Eso fue una operación irregular”, aseguró. La ley electoral colombiana prohíbe aceptar fondos de una empresa extranjera.

En aquel momento, el exgerente exculpó a Santos. Tras las declaraciones de Prieto, el presidente colombiano difundió una declaración institucional a través de Twitter en la que condenó esa financiación, pero no la negó. El mandatario aseguró que no estaba al tanto de los pagos y pidió que se investigara y sancionara a los responsables de esas irregularidades. “Frente a la valoración de que hubo recursos no registrados en mi campaña de 2010, quiero expresar mi absoluto rechazo y condena frente a ese hecho”.

“Lamento profundamente y pido excusas a los colombianos por este hecho bochornoso, que nunca, nunca ha debido suceder y del que me acabo de enterar. No autoricé ni tuve conocimiento de esas gestiones, las cuales se hicieron en directa violación de las normas éticas y de control que exigí se impusieran en la campaña”, concluyó.

Noticias destacadas