República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Opinión

Conexión presidencial

Ricky Noboa. El presidente Danilo Medina, en su alocución al país desde la Asamblea Nacional, en su sexta comparecencia de rendición de cuentas de su mandato al cumplirse el 174 Aniversario de la Independencia Nacional, conectó efectivamente con su pueblo exaltando a nuestros próceres por su perseverancia en la obtención de nuestra libertad, en manos […]




Ricky Noboa.
El presidente Danilo Medina, en su alocución al país desde la Asamblea Nacional, en su sexta comparecencia de rendición de cuentas de su mandato al cumplirse el 174 Aniversario de la Independencia Nacional, conectó efectivamente con su pueblo exaltando a nuestros próceres por su perseverancia en la obtención de nuestra libertad, en manos del cruento dominio haitiano por 22 años. El sentimiento nacionalista compartido por el Presidente y su pueblo, es una muestra de que sus ejecutorias llevan una dirección que nos fortalece como dominicanos. En la más alta celebración y reconocimiento a las luchas de nuestros héroes fundadores, el Presidente aludió el “doble discurso” que inescrupulosos empresarios enarbolan, pero que en los hechos practican la ilegalidad de la mano de obra extranjera para amasar fortunas, negociando con el tráfico de indocumentados desde la frontera, traicionando los preceptos constitucionales de soberanía.  El Presidente también exclamó la vocación que deben tener los servidores públicos, trabajando 24/7 bajo el deber de transparentar sus ejecutorias en el manejo de los fondos públicos en favor de los más necesitados. Cuando se refirió a los índices de crecimiento en lo social, manifestó la inversión en la educación como la meta principal de crear una nueva generación competente en su formación con la abolición del analfabetismo y el apoyo del Estado en los procesos tecnológicos que ofrece la entrada a una república digital. El optimismo de trabajar unidos independientemente de las divergencias políticas, es un mensaje claro de que nos abocamos a un compromiso que debe emanar desde el respeto mutuo, que solo se consigue cuando la intención sale de lo más profundo del corazón. Ahora, en mi íntima convicción, como ciudadano que me siento optimista, pienso que nuestro verdadero desarrollo como país está en la defensa de nuestra soberanía, con el civismo que vemos crecer cada día frente a la amenaza de oscuras pretensiones en la comunidad internacional que atenta contra nuestra autodeterminación y con el trabajo decidido para mejorar el estamento judicial, y así no hacernos presos de la impunidad rampante que ha venido arrastrándose por décadas y que ha lesionado la mejoría en la calidad de vida de los más desposeídos.

Noticias destacadas