República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Política

Corea del Norte niega que fueran las sanciones las que la obligaron al deshielo

Corea del Norte rompió su silencio sobre el deshielo diplomático con Washington y Seúl y afirmó que está conduciendo una «ofensiva de paz» y rechazó las versiones de que fueron las sanciones las que la obligaron a adoptar la vía diplomática. Los comentarios publicados por la agencia estatal KCNA se producen en un momento en […]




Corea del Norte rompió su silencio sobre el deshielo diplomático con Washington y Seúl y afirmó que está conduciendo una "ofensiva de paz" y rechazó las versiones de que fueron las sanciones las que la obligaron a adoptar la vía diplomática. Los comentarios publicados por la agencia estatal KCNA se producen en un momento en el que hay en marcha un proceso de distensión en la Península, tras un periodo de agudas tensiones por los lanzamientos de misiles y las pruebas nucleares de Pyongyang. Pero mientras, los diplomáticos trabajan para organizar una cumbre de las dos Coreas en abril, seguida de un encuentro entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en mayo, el silencio de Pyongyang generaba preocupación sobre sus intenciones. Los comentarios publicados por KCNA en la noche del martes no hicieron una referencia directa a las cumbres, pero sí destacaron "la dramática atmósfera de reconciliación" con el Sur y "los indicios de un cambio" con Estados Unidos. También señalaron que esta apertura viene de una posición de fuerza y no de debilidad, pese a que el país se enfrenta a una aguda presión internacional con pesadas sanciones que ahogan su economía. "La ofensiva de diálogos de paz de la República Democrática Popular de Corea es una expresión de su confianza en si misma, en la medida que ha podido lograr todo lo que ha deseado", dijo la agencia utilizando el nombre oficial de Corea del Norte. La agencia también criticó las voces en Washington, Seúl y Tokio que han cuestionado la sinceridad y la motivación detrás de la disposición al diálogo y pidió "prudencia". "La verdad es que es una expresión de su estrechez de miras con el objetivo de echar a perder el ambiente y decir esto o aquello, incluso antes de que las partes involucradas tengan la oportunidad de estudiar los pensamientos internos de la otra parte y se sienten en la mesa de negociaciones", dijo el medio estatal, utilizando su retórica característica. Desde que se planteó la idea de una cumbre con Estados Unidos, "el Norte ha sido muy cuidadoso de ver cómo se desarrolla la situación, incluyendo los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur, antes de hacer un anuncio público al pueblo", destacó a la AFP el académico Kim Yong-hyu, profesor en la Universidad de Dongguk. - Un giro en 180º - El martes Corea del Sur y Estados Unidos anunciaron que el 1 de abril comenzaran el ejercicio militar conjunto que realizan todos los años, pero que este año fue recortado en un mes debido a los Juegos Olímpicos de Invierno. El profesor Yang Moo-jin de la Universidad de Estudios Norcoreanos dijo que Pyongyang necesita tiempo para preparar a la gente para un cambio tan drástico de su política hacia Estados Unidos. "El Norte no va a confirmar las dos cumbres hasta que sean fijadas las fechas y los lugares y necesita educar a su gente lentamente para este giro en 180º en su política", dijo Yang. Los medios norcoreanos no habían informado de ninguna actividad pública de Kim desde el 6 de marzo, cuando sostuvo conversaciones con una delegación surcoreana.

Noticias destacadas