República Digital - Indotel Anuncio

16 de mayo del 2021

Economía

Costos del dueño

Durante los cuatro años que lleva la construcción de las plantas de Punta Catalina, el Gobierno no ha cejado en su intento de hacernos creer que la inversión total en la central sería de 1,945 millones de dólares, correspondientes al precio del contrato adjudicado a Odebrecht. Creo que fui uno de los primeros que explicó […]




Durante los cuatro años que lleva la construcción de las plantas de Punta Catalina, el Gobierno no ha cejado en su intento de hacernos creer que la inversión total en la central sería de 1,945 millones de dólares, correspondientes al precio del contrato adjudicado a Odebrecht.
Creo que fui uno de los primeros que explicó que la inversión total en Punta Catalina será la suma de los 1,945 millones más las inversiones paralelas que ha hecho y continúa haciendo la CDEEE en materiales, carbón, personal, intereses financieros y transacciones relacionadas con el proyecto.
El precio del contrato con Odebrecht no incluye esos rubros sino que indica que los mismos serán responsabilidad de la CDEEE. El contrato de Catalina no es tipo todo incluido. Por eso, su monto siempre será menor que la inversión total.
Dije además, que era absurdo afirmar en el 2014 cuánto costaría Punta Catalina, porque la inversión total en una obra de esa envergadura solo se conoce cuando se termina. Consecuentemente, para comparar el costo de Punta Catalina con el de otras plantas ya terminadas habría que esperar que finalice su construcción.
Lo que hacían truculentamente los asesores de la CDEEE era comparar el precio del contrato de Odebrecht con la inversión total hecha en otra planta ya construida en otro país. ¡Un disparate!
La única comparación razonable es la del precio del contrato de Catalina contra precios de contratos de plantas similares.
Ahora, en medio del desmadre financiero de Punta Catalina, algunos economistas empleados de la Corporación reconocen que existen también los costos propios de la CDEEE, denominados técnicamente los “costos del dueño”, pero sostienen que los mismos no son imputables a la construcción de las plantas. ¿Y entonces…? ¿a quién se lo apuntamos? ¿al teleférico?
Quieren confundir, porque esos costos no serán del contrato, pero sí de la Corporación, y los dos rubros, el precio del contrato más las inversiones paralelas de la CDEEE (“costos del dueño”), son de Punta Catalina.
En realidad, procuran amortiguar la escandalosa sobrevaluación y, de paso, justificar la venta futura de Catalina a socios privados a precio de “vaca muerta”.

Por:

Antonio Almonte

Noticias destacadas