República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Salud

Crecimiento económico y salud en la bullente democracia de los días

Ignacio Nova. En el primer trimestre del 2018, la economía dominicana incrementó en 52.17% las energías que favorecieron su crecimiento de +4.6% del 2017, impulsándolo hacia un vigoroso 7.0%. Al informar tal crecimiento, las autoridades resaltaron que el resultado reflejaba una economía que continuaba “expandiéndose por encima de su potencial”. Fue un hito. Obtenido gracias […]




Ignacio Nova.
En el primer trimestre del 2018, la economía dominicana incrementó en 52.17% las energías que favorecieron su crecimiento de +4.6% del 2017, impulsándolo hacia un vigoroso 7.0%. Al informar tal crecimiento, las autoridades resaltaron que el resultado reflejaba una economía que continuaba “expandiéndose por encima de su potencial”. Fue un hito. Obtenido gracias a las acreditaciones al PIB de tres sectores principales, cuyo desempeño transfirió importantes aportes al resultado obtenido: comunicaciones, 12.3%; construcción, 12.2% y, sorprendentemente, salud, 8.7%, entre otros. Las cifras denotaban un cambio en la tendencia económica dominante. De la preeminencia de la economía de servicios, patente en el Informe de la Economía Dominicana, 2017, del Banco Central, en el 2018 se fortalecieron componentes productivos-industriales como las comunicaciones, la construcción y la salud. Esta última registró un vigoroso 8.7% de crecimiento, recuperando y mejorando su desempeño del 2015-16, cuando alcanzó +7.3%. El PIB de 2018 superó en 18.29% la media de crecimiento registrada de 2010 a 2018. En 2010 había escalado a +8.34%, pico superior en los registros de la década. Ha sido un período de afirmación y auge. En él, la salud se expandió +5.69 veces por encima de su nivel de 2017. El BanCentral lo atribuyó al desempeño logrado por la salud privada o de mercado (según reportes de las ARS), con 12.6%, y de la salud pública, con 1.8%. Este hecho aboceta un perfil de la salud: la privada crece 7.11 veces más que la pública. En tanto, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) advertía, con datos  hasta el 2016, que “El gasto público en salud es un 1.8% del PIB, encontrándose entre los más bajos de los países del Caribe ósólo superado por Haití, San Cristóbal y Nieves, Jamaica y Granada”. Desde el 1% del PIB como era en el 2003, el Gasto Público en Salud describe una línea zigzagueante y creciente hasta el 2012, cuando alcanzó su actual 1.8% del producto. En el 2017, año retador para el sector, creció +0.1% por el desempeño de la Salud Pública en -5.7% y el crecimiento medio (+3.3%) de la salud privada o de mercado. Según el informe enero-marzo, 2019, el actual panorama económico se caracteriza por una industria de la construcción que reclama la expresión de su predominio en el PIB, después de haber crecido 13.1% respecto a igual trimestre del 2018, cuando lo hizo en 9.9%, con una varianza de +24.42%. De enero a marzo 2019, la Salud registró un crecimiento igual a +4.3%. Esto fue el 55.44% de su nivel obtenido en igual período del 2018 (7.7%). En este crecimiento, la salud privada o de mercado, según reportes de las ARS, continúa fortaleciendo su expansión: registró +15% respecto a igual período del año anterior. Entonces, la inversión pública en salud reportó -2.5%. Ante tal panorama, esperamos del presidente Medina los correctivos a una situación que puede traducirse en sufrimiento y pérdida de vidas en la población dominicana de menores ingresos.

Noticias destacadas