República Digital - Indotel Anuncio

10 de mayo del 2021

Política

Danilo inicia división PLD

Alfredo Freites. Danilo Medina está ausente del país en momentos en que sus senadores aprueban las primarias abiertas. Consuma así el primer paso de dividir al PLD en su plan de repostularse. Ya antes el ventrílocuo en ejercicio había puesto a su muñeco Adriano Sánchez Roa al anuncio de los pasos oficialistas. Las hipocresías oficiales […]




Alfredo Freites.
Danilo Medina está ausente del país en momentos en que sus senadores aprueban las primarias abiertas. Consuma así el primer paso de dividir al PLD en su plan de repostularse. Ya antes el ventrílocuo en ejercicio había puesto a su muñeco Adriano Sánchez Roa al anuncio de los pasos oficialistas. Las hipocresías oficiales dejan caer sus caretas mientras Danilo se marcha del país para dejar que una nube de polvo oculte sus manejos. Que nadie se llame a engaños: los danilistas están dispuestos a lo que sea para quedarse. La aprobación de las primarias abiertas es el primer lance. El PLD dejó a los senadores en libertad de votar, pero Danilo Medina los convirtió en grupo faccioso para dar la primera estocada a la Constitución. Nada tiene de coincidencia que se marchara del país.  La repostulación Es un plan bordado en tela de engaño. Medina sigue mintiendo y jurando en falso para ocultar sus verdaderos propósitos. Actúa como la mascota de María Ramos. Si tiene que comprar los legisladores de oposición, lo hará. Si tiene que dar cédulas a los haitianos para que voten por él no le temblará el pulso para hacerlo. La ambición no tiene medida. Está fuera de control. Ni cuatro, ni ocho, ni doce años de poder sacian su gula. Pero una cosa piensa el burro. Las controversias políticas nada más hacen su calentamiento. Aunque a Sánchez Roa le hicieran decir que por la popularidad de Danilo Medina habrá que modificar la Constitución para repostularlo, lo cierto es que ser candidato no es ser presidente. Todo el dinero del erario no bastará para comprar la conciencia del pueblo. La reelección no pasará. Este paso, de dividir a los senadores y usurparle a la Comisión Política del PLD el control de uno de sus organismos políticos, es un paso revelador de la falta de escrúpulos. Los oficialistas están como los caballos de carrera, tienen anteojeras y no ven que a ambos lados de la pista está la mayoría del país.  Aunque el jinete golpeé con su fusta de ambiciones, la reelección no pasará. A los ambiciosos les llegan mensajes que no leen ni oyen. La sociedad civil, las encuestas y hasta el gobierno de Estados Unidos les están diciendo, en todos los idiomas, que la reelección no pasará.  Están dividiendo el PLD y llevan al país a despeñadero. Danilo hace una burda copia del gobierno de Hipólito.

Noticias destacadas