República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

Danilo injustamente acusado

Alfredo Freites. alfredofreitesc@gmail.com. Tengo la convicción de que Danilo Medina es un hombre honrado. Que es incapaz de apoderarse de los recursos del Estado. Por eso creo que es faltarle el respeto al Presidente de la República acusarlo de tener vinculación con el soborno que supuestamente distribuyó la compañía brasileira Odebrecht. No puedo darle crédito […]




Alfredo Freites.
alfredofreitesc@gmail.com.
Tengo la convicción de que Danilo Medina es un hombre honrado. Que es incapaz de apoderarse de los recursos del Estado. Por eso creo que es faltarle el respeto al Presidente de la República acusarlo de tener vinculación con el soborno que supuestamente distribuyó la compañía brasileira Odebrecht. No puedo darle crédito a Marcelo Odebrecht por encima del mandatario. El reo puede lanzar todo el lodo que quiera para tratar de quitarse de encima años de la condena que le impusieron. El comprobado corruptor movió sus fichas cómplices por varios países. Hizo una banda internacional de delincuentes para obtener contratos ventajosos aliados a políticos pillos, pero me niego a creer que entre ellos esté Danilo Medina quien administra  miles de millones sin que levante sospechas. Se habla de 92 millones de dólares en sobornos. Eso equivale a la caja chica del Ejecutivo. Según las acusaciones, el encargado  de repartir las coimas es un personaje muy persuasivo con vínculos estrechos con el bajo mundo de la política. Afirman que mientras otros sacan sus armas para disparar, él desenfunda para convencer billete en mano. No obstante, acusar no es probar. Corresponde al ministerio público recabar las pruebas de las imputaciones. El caso Odebrecht explotó hace mucho tiempo. El gobierno debió estar más que preparado para defenderse porque era crónica leída que esta administración sería vinculada. Hay muchos cabos que forman una madeja tupida y sospechosa. Sin embargo se nota torpeza y lentitud en las actuaciones oficiales. Se trata a los imputados como si fueran piezas de porcelana. Se deben respetar los derechos legales pero la justicia debe actuar con presteza para calmar la inquietud ciudadana. La percepción es que hay corrupción y los funcionarios a cargo deben medir las palabras para que sus expresiones no se tomen como burlas a la sociedad.  Hay la creencia de que los  pasos que se han dado se deben a la presión norteamericana. Eso es una vergüenza. Tanto criticar al renunciante Wally Brewster y tener soportar sus insinuaciones. El deja caer  una pluma que gravita en el aire: Odebrecht  es un tema que sigue bajo investigación en Estados Unidos. Es una amenaza o advertencia.  Los  implicados podrían ser excluidos  aquí pero perseguidos después.  Danilo Medina es muy leal pero para cumplir con su misión tiene que dejar  que cada quien cargue con sus culpas. Los ladrones no deben ser  sus compañeros.

Noticias destacadas