República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Opinión

Danilo Medina, cifras que hablan solas

Ignacio Nova. Allí nos van a encontrar siempre. Donde se construye el bien común, donde se suma y se multiplica, donde se une y se avanza. Danilo Medina Sánchez, discurso de Rendición de Cuentas, 27 de febrero, 2019. Escuché, con una atención que trocó en entusiasmo creciente, el discurso de rendición de cuentas que en […]




Ignacio Nova.
Allí nos van a encontrar siempre. Donde se construye el bien común, donde se suma y se multiplica, donde se une y se avanza. Danilo Medina Sánchez, discurso de Rendición de Cuentas, 27 de febrero, 2019. Escuché, con una atención que trocó en entusiasmo creciente, el discurso de rendición de cuentas que en la mañana de ayer pronunció el Presidente Constitucional de la República, Danilo Medina Sánchez, ante la Asamblea Nacional. Al escuchar su exposición el entusiasmo devino en admiración. Al ver ante el país a un hombre exitoso, cansado por el trabajo, obviamente agotado, que con dificultad logró ocultar la presencia del teleprónter y a quien los genios de la imagen no acomodaron con un aparato de esos frente a él, de modo que no tuviera que ir de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, para que pudiera encontrar un descanso en el centro y mirar de frente, como los retratos, y desde esta posición, levantar sólo la vista hacia su audiencia, para propiciar el contacto. Las cifras presentadas, que empezaron a circular por medios electrónicos, la TV y los comentarios desde el momento que finalizó sus palabras, hablan sobradamente de lo productivo y útil que ha sido para el país el ejercicio de gobierno del presidente Medina. Especialmente porque el tiempo que le ha tocado conducir los destinos nacionales han estado plagados de amenazas externas, incluyendo la baja en la inversión extranjera directa: en el 2018 esta fue US$1,057 millones (29.61%) inferior que la del 2017, al totalizar US$2,513 millones contra los $3,570 logrados en el año tras anterior. Y, sin embargo, se logró un crecimiento del PIB igual al 7.0%, el más alto ópor muchoó de la región. La validez de sus ejecutorias confirman que Danilo Medina es de los pocos presidentes que han entendido con claridad la necesidad de trabajar en cuatro frentes simultáneos y básicos: a) la promoción del clima favorable a la incursión privada, a la que ató el incremento del empleo, como bien reconoció; b) optimizar la inversión pública con soluciones realmente necesarias para la gente, c) dirigir el presupuesto nacional hacia las necesidades del desarrollo nacional, fomentando la producción en sectores estratégicos y sustitutivos de importaciones, especialmente los relativos a la seguridad alimentaria y a la exportación, como resaltó y d) orientar la gestión hacia los de menores ingresos o hacia aquellos que bordean la pobreza. En salud, se obtuvo un desempeño que llevó la participación de esta industria en el PIB al 8.7%. Adicionalmente, de los 57 hospitales que el gobierno intervino para construcción y/o remodelación desde el 2013, en 2018 se concluyeron y entregaron 17, junto a 116 planteles escolares y 15 estancias infantiles. En tanto, SeNaSa se corona con 4.6 millones de afiliados, en los que están incluidos todos (100%) los de menores ingresos, a favor de quienes se ha ampliado la cobertura para enfermedades de alto costo de $150 mil pesos a RD$1 millón. Es un logro nacional que en el gobierno del presidente Medina el país lograra, después de una intensa labor constructiva en los gobiernos del PLD, ocupar “la posición número uno en materia de infraestructura de transporte en Centroamérica, de acuerdo al “Reporte Global de Competitividad 2018- 2019” del Foro Económico Mundial” y que República Dominicana haya venido a ser “el quinto país de mejor infraestructura vial de América Latina”. Dado que nuestra generación energética depende del petróleo, los esfuerzos del gobierno para ahorrar al país recursos financieros, avanzando hacia una generación eléctrica limpia, que no acredita al cambio climático, se coronan con una planta Punta Catalina que, según dijo, “ya es una realidad” dado la promesa de que su “Unidad I... estará operando a plena capacidad” el próximo mes de marzo “y la Unidad II entrará en operación a finales de mayo”, aportando juntas 720 megavatios al sistema eléctrico nacional. Más meritorio aún: que sólo gracias a la producción de Punta Catalina la producción energética de la República Dominicana incremente entre un 30 y un 35%. Igual de importante para la salud económica nacional y la garantía de energía disponible para impulsar el desarrollo: “...que para el 2019 el país contará con 1,220 megavatios de energía limpia, equivalente al 25% de la capacidad instalada”, con lo cual el Presidente dará por cumplido su compromiso de campaña del año 2012. Frente al tema socorrido de la seguridad, las cifras expuestas por el Presidente llevan a colegir que el país ha estado bajo un fuerte ataque de la delincuencia de cuello blanco, de a pié y de la inmigración ilegal. Bajo una guerra sin cuartel a la que ha presentando batalla que arrojaron los siguientes resultados: del 2017 al 2018 se deportaron más de 242,000 inmigrantes en situación irregular, +340% que los dos años anteriores; respecto al 2017 y 2018, el decomiso de contrabando de cigarrillos fue +147%, la incautación de sustancias ilícitas, +111%; las de bebidas alcohólicas de contrabando, +33% y la de armas de fuego +32%. Un resultado en el que incide la expansión del Sistema 911, cuyo servicio cubre ya el 74% de la población dominicana. Al amparo de estas cifras, el Presidente afirmó: “El índice de criminalidad ha seguido bajando, como cada año desde 2012, cuando se encontraba en 24% hasta situarse en 10.4% al día de hoy, la más baja que se haya registrado”, agregando que, de acuerdo al “Observatorio de Seguridad Ciudadana, durante el primer semestre de 2018 se registraron unos 1,700 casos menos de robo que en el mismo período del año anterior”. A lo que debemos agregar los ostensibles esfuerzos del mandatario por la educación. Expresó: “Este año ya logramos que el 68% de la población escolar esté en Tanda Extendida y nuestra meta es alcanzar el 100% en el año 2020”. A un año y medio de concluir su mandato 2016-2020, el Presidente perfiló y validó su legado: Un modelo de gobierno económico y social, enfocado en el bienestar, documentado por resultados.

Noticias destacadas