República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

Danilo quiere muelas de Abinader

Alfredo Freites. La reelección pone a Luis Abinader en una difícil situación porque le presentan una variación sobre el mismo tema de las primarias abiertas. Lo ponen a elegir entre los principios o dejarse arrastrar por la corrupción. La puja por el voto de los diputados del PRM se elevó y se asegura que están […]




Alfredo Freites.
La reelección pone a Luis Abinader en una difícil situación porque le presentan una variación sobre el mismo tema de las primarias abiertas. Lo ponen a elegir entre los principios o dejarse arrastrar por la corrupción. La puja por el voto de los diputados del PRM se elevó y se asegura que están en vías de entrega. Basta que Luis ceda en la propuesta de que sean los altos organismos de los partidos los que determinen qué modalidad pondrán en uso. En la reforma del proyecto de Ley de Partidos Políticos se quiere que se vote aceptando ese inserto. Un asterisco no visible. Se quiere poner a organismos ejecutivos, que son controlados fácilmente por la élite, a que decidan qué método de elección ejercerán, anulando la participación de la militancia partidista. Ese texto es como las letras pequeñas de los contratos leoninos, no se leen, pero hacen mucho daño. Hace mucho ya dije que a Abinader lo pondrían como a los peces grandes, que pelean mucho tiempo hasta que se ahogan. Le han estado restando las fuerzas merced a las ofertas para los legisladores. El gran aliado de Danilo dentro del PRM inclina a los suyos y otro legislador, de gran ascendiente entre los perremeístas, hace de enlace para repartir. El procedimiento que usa el gobierno es de madurar la fruta en la mata. Abono y fertilizantes para que gotee por la fuerza de la gravedad. Los diputados involucrados en operación de venta del voto no se percatan que están a pocos pasos de quedar sin partido. Tienen el ejemplo del PRD que lo deshojaron y ahora es caricatura de su pasado. Están aplicando el mismo protocolo que con Miguel Vargas. Compraron los legisladores del PRD y ahora él es un lujoso empleado gubernamental, dirigiendo una entelequia que morirá en sus manos o será un ventorrillo más para la reelección de Danilo. Dudo mucho que Abinader quiera cambiar su estatuto de candidato presidencial, con muchas posibilidades, a ser empleado de Danilo. Pero, si se deja golear por el equipo oficialista, que se olvide de la Presidencia de la República. Lo van a dejar sin ofensiva porque su equipo habrá vendido el juego. Es cierto que si el proyecto reeleccionista fracasa se las verá con Leonel, pero el líder del PLD tiene también sus problemas. La oposición tiene ventajas.

Noticias destacadas