República Digital - Indotel Anuncio

15 de mayo del 2021

Opinión

Danilo quiere un Partido Dominicano

Alfredo Freites. La nueva Ley de Partidos cambia la realidad de los colectivos políticos y de un plumazo elimina el peso y participación de los afiliados. Esta legislación secuestra el voto del militante para poner a una élite a que escoja a los candidatos a cargos electivos. Luce que esta legislación es ilegal porque viola […]




Alfredo Freites.

La nueva Ley de Partidos cambia la realidad de los colectivos políticos y de un plumazo elimina el peso y participación de los afiliados. Esta legislación secuestra el voto del militante para poner a una élite a que escoja a los candidatos a cargos electivos. Luce que esta legislación es ilegal porque viola el derecho de los militantes a elegir y ser elegidos. La disposición legislativa recién aprobada estupra el derecho de los ciudadanos a mantener organizaciones para los fi nes que estime pertinentes. Los legisladores vendidos al interés reeleccionista estafaron a los electores.

Según lo que percibo, esta ley anula los estatutos de los partidos en lo referente al método electoral. Si la ley establece que son los organismos de dirección los que fi jan las formas de las primarias se están obviando tácitamente disposiciones menores como sería la constitución interna de las organizaciones partidistas.

En medio de todo esto veo que las acciones del ventrílocuo se orientan a cerrar todos los caminos a Leonel Fernández. Hubo dos manifestaciones del despliegue reeleccionista en la última reunión del Comité Político del PLD. El secretario general, Reinaldo Pared Pérez, había suspendido a dos funcionarios de ese partido para facilitar la ocupación de las posiciones por los danilistas. Tampoco cumplieron con el acuerdo de equilibrar la dirección de los presidentes de las cámaras legislativas. En el estilo peledeísta Leonel y Danilo siempre hacen un aparte antes de la reunión del CP pero esta vez ni eso. Fernández sabía que asistía a una reunión amarrada y actúo protocolarmente. Sin tragar vio levantarse el patíbulo del absolutismo.

Su impasibilidad seguramente que le deviene de la certidumbre de tener una razón y causa para luchar. Su actuar se asienta en la defensa de la Constitución. Leonel sabe que Danilo Medina encamina el país hacia una dictadura. Medina tiene el control absoluto de los organismos de dirección del PD (Partido Dominicano); alinea a su favor todo el aparato de persecución del Estado al seleccionar como fi scales a su gente y se encamina a construir su propia justicia, incluyendo el Tribunal Constitucional.

La Ley de Partidos es la base del continuismo porque los pone en control de las estructuras partidistas y podría infl uir, incluso, en la selección de candidatos en los demás partidos.

Noticias destacadas