República Digital - Indotel Anuncio

09 de mayo del 2021

Política

Danilo sólo quiere su Ley

Alfredo Freites. Se creyó habría el viernes pasado un acuerdo que dotaría al país de una consensuada Ley de Partidos, pero el danilismo lo ha impedido. Con diversas añagazas ganan tiempo para que el dinero del soborno siga tocando las puertas de las conciencias de los legisladores del PRM. Las ofertas siguen aumentadas y quizá […]




Alfredo Freites.
Se creyó habría el viernes pasado un acuerdo que dotaría al país de una consensuada Ley de Partidos, pero el danilismo lo ha impedido. Con diversas añagazas ganan tiempo para que el dinero del soborno siga tocando las puertas de las conciencias de los legisladores del PRM. Las ofertas siguen aumentadas y quizá lleguen a los límites de la vergu¨enza individual. El corruptor es el gobierno que distrae fondos públicos para pagar sobornos con el fi n de lograr la aprobación de las primarias abiertas. El dinero que podría ser útil para obras sociales se desliza por las cañerías del delito. Las experiencias internacionales muestran que corruptores y corruptos en el futuro podrían ir a prisión por estas prácticas. El soborno es ilegal. Los tiempos han cambiado. Ya también los políticos son carne de presidio. Los legisladores del PRM que se vendan no podrían alegar ignorancia. No se coincide con el gobierno sin interés de por medio. Si las primarias abiertas son incluidas en la Ley de Partidos es por efecto de la corrupción gubernamental. He dicho que Danilo Medina es un ventrílocuo. Recientemente hizo una carta dirigida a los legisladores para que buscaran un consenso. Que se pusieran de acuerdo con una fórmula unitaria, pero en el circo congresual, donde actúan sus muñecos, estos siguen reclamando las primarias abiertas. En el texto pedía soluciones alternativas que unifi caran las partes para lograr la Ley de Partidos, pero en realidad quiere imponer las primarias abiertas. Danilo insiste en las primarias abiertas porque son la alfombra para la reelección. Él cree que este método es el oxígeno que le permitiría su continuismo. Con el objetivo reeleccionista Danilo Medina ya tiene en su bolsillo chiquito al PRD, a una parte congresual del PRSC, y entretanto, su socio, Hipólito Mejía, depreda con silenciador entre las fi las del PRM. Contra Luis Abinader aplican la fórmula que tuvo éxito con Miguel Vargas: comprarle los legisladores para forzar al pacto. Este es un gobierno sin límite ni escrúpulos. Danilo Medina está desbocado. No entiende razones. El país por medio de sus personalidades e instituciones le marcan la ruta de la legalidad y la paz, pero no entiende razones. Una obra de gobierno que puede ser boleta de retorno, podría terminar a girones por la fuerza de desvergu¨enza. Hasta la sangre podría manchar el futuro del país a causa de la imposición

Noticias destacadas