República Digital - Indotel Anuncio

17 de mayo del 2021

Opinión

Danilo y la reelección

Leonel Fernández se pasó de contento al poner bajo su control todas las instituciones estatales. Pero Danilo Medina fue más listo, pues al llegar al gobierno se cogió el PLD, cuyos miembros, en los más diversos niveles, están en la nómina pública, se cogió el Congreso Nacional y todas las cortes. Adicionalmente, controla a las […]




Leonel Fernández se pasó de contento al poner bajo su control todas las instituciones estatales. Pero Danilo Medina fue más listo, pues al llegar al gobierno se cogió el PLD, cuyos miembros, en los más diversos niveles, están en la nómina pública, se cogió el Congreso Nacional y todas las cortes. Adicionalmente, controla a las Fuerzas Armadas y también dispone del Presupuesto de la Nación para comprar todos los votos que necesite, incluyendo a partidos enteros.
Danilo Medina es el dominicano más poderoso en términos político, económico y militar. No se le conoce desprendimiento para deshacerse de ese poder ni valentía para irse a la oposición a enfrentar ajuste de cuenta y eventuales persecuciones judiciales. El sabe lo que significa ser oposición en un país sin instituciones independientes y lo difícil, por no decir imposible, que resulta retornar al poder.
Le ha doblado el pulso a Leonel Fernández en todos los escenarios. Y da seguimiento, a los pocos militares que le quedan, a través de los organismos de seguridad. Internamente, en el PLD, controla todo. Y la oposición, por el momento, carece de la fuerza política, económica y militar para impedir que Danilo Medina permanezca en el Palacio Nacional.
Todo apunta a que se impondrá por todos los medios, aprovechando el vacío de liderazgo. (Con la desaparición física de Balaguer, Bosch y Peña Gómez (los tres se fueron entre el 1998 y el 2002) no ha surgido ningún líder de fuerza mayor). Sólo Hipólito Mejía dispone del carisma necesario, pero se dedicó a relajar y se le atribuye ser aliado de Medina, por lo que no hay nadie con la capacidad de llamar a un levantamiento o a la desobediencia civil.
En múltiples entregas he sostenido que la problemática política dominicana demanda de creación de crisis para la concertación y rescate de la institucionalidad. Y sólo un frente opositor decidido, de línea dura, que aglutine a los más diversos sectores de la vida nacional, estaría en capacidad de enfrentar a Danilo Medina en cualquier escenario, pero el conservadurismo y la incoherencia del PRM son un obstáculo a esa coalición.
Los poderes de Danilo Medina, la ausencia de oposición fuerte y la falta de firmeza de los miembros de los órganos electorales, ante las tentaciones y presiones que vienen, posibilitan la reelección presidencial por cuatro años más, que serían de mucha turbulencia política y social.

Por:

Danilo Cruz Pichardo .

Noticias destacadas