República Digital - Indotel Anuncio

09 de mayo del 2021

Opinión

David Ortiz, su figura más allá de la realidad

Ellis Pérez. Al salir del hospital en Boston  me imagino que David se sentirá más cerca de Dios, ya que ha salvado su vida de milagro, o sentirá la necesidad de llevar un estilo de vida más cauto y previsor, de acuerdo a su condición de figura reconocida por sus talentos, sensibilidad social, fama, riqueza, […]




Ellis Pérez.
Al salir del hospital en Boston  me imagino que David se sentirá más cerca de Dios, ya que ha salvado su vida de milagro, o sentirá la necesidad de llevar un estilo de vida más cauto y previsor, de acuerdo a su condición de figura reconocida por sus talentos, sensibilidad social, fama, riqueza, y privilegios ganados. No resulta fácil administrar esas condiciones señaladas si le añadimos su carisma y deseos de vivir a plenitud. Sin embargo, se impone la administración ponderada y adecuada. Podría decirse, es un hombre sencillo, de pueblo; le encanta compartir con los suyos, y viejos amigos. Suena bonito, pero no aplica. David tiene un estatus que lo desborda. No sólo es un héroe nacional. En Boston lo reverencian y lo distinguen más que en Dominicana.  En buena lid, con sus actuaciones puntuales él se lo ha ganado. Con su experiencia recién sufrida David Ortiz deberá entender que ya él no solo responde por sí mismo, que lo hace por su Patria, República Dominicana, por los Medias Rojas, por la ciudad de Boston, por USA y por el béisbol. Aunque las autoridades dominicanas han dado como cierto que él no fue el blanco original del intento de asesinato, el periódico de Boston Globe, a través de su principal cronista deportivo para el béisbol, Dan Shaughnessy, que cubre las acciones de los Medias Rojas de Boston desde el 1981, ha indicado que las declaraciones del director de la Policía de la República Dominicana no son “creíbles”.  Si a esto añadimos que se entiende que el FBI y la DEA  han estado colaborando con las investigaciones, habrá que esperar para ver qué dirán esos informes cuando sean remitidos a sus oficinas centrales en Washington. Es de suponer que el propio David debe tener una idea bastante clara de lo que sucedió y el porqué. Que se sepa, por su estado de salud él todavía no ha hecho una declaración sobre el caso. Probablemente, en la medida en que su salud se lo permita dará declaraciones a las autoridades dominicanas y posiblemente, también a las norteamericanas. David Ortiz debe aceptar la ayuda y orientaciones de amigos y profesionales, y de todos nosotros, los que lo admiramos, respetamos y queremos.

Noticias destacadas