República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Opinión

¿De qué sirvió convención del PRM?

Para nadie es un secreto que la democracia a lo interno de los partidos políticos de la República Dominicana, lleva un largo tiempo de vacaciones, con ejemplos tangibles, ya que todos durante las últimas dos décadas han recurrido al señalamiento, la imposición y continuidad. Es por ello, que el intento por realizar una convención que hiciera el […]




Para nadie es un secreto que la democracia a lo interno de los partidos políticos de la República Dominicana, lleva un largo tiempo de vacaciones, con ejemplos tangibles, ya que todos durante las últimas dos décadas han recurrido al señalamiento, la imposición y continuidad. Es por ello, que el intento por realizar una convención que hiciera el Partido Revolucionario Moderno (PRM), para elegir nuevas autoridades que dirijan la institución, es digno de admirar, porque a pesar de su evidente y comprobado fracaso, arrojó varios mensajes positivos. ¡Si! Así como dice el dicho “no hay nada tan malo, que algo positivo no nos deje”. Al día de hoy, el país sólo conoce el resultado que esperaba, que el palé; Paliza-Carolina, ganara la convención luego de que, Luis Abinader e Hipólito Mejía señalaran mediante un acuerdo, el cual, ambos negaron hasta el cansancio, condicionara la renovación en esa organización. Con porcentajes sin cantidad específica de votos válidos, la comisión organizadora se ha visto obligada a recurrir a la manipulación de la percepción de los ciudadanos, puesto que, los números no concuerdan, pero mucho menos aparecen ni en los centros espiritistas. ¿Cómo puede ser exitoso un proceso interno cargado de improvisación, carente de credibilidad, con más de 14 demarcaciones donde no se votó y que su presidente, también candidato, se retire de la contienda con denuncias anticipadas? Parecería “crónica de una muerte anunciada”. Reitero, que la convención del PRM, sirvió de algo, nos recordó que es impostergable en el país la aprobación de una ley de partidos y un régimen electoral, con primeras abiertas y simultáneas, con el arbitraje de la Junta Central, pues, también quedó demostrado que los partidos no están en condiciones de llevar a cabo procesos por sí mismo, y mucho menos de arbitrarlos por la desconfianza entre sus dirigentes. El mensaje es claro, los partidos políticos del sistema están llamados a reinventarse y adaptarse a las exigencias de los nuevos tiempos, la sociedad está evolucionando constantemente, quienes permanezcan con las mismas prácticas, donde la transparencia y continúen en la inercia de siempre, simplemente irán desapareciendo. En honor a la verdad, de algo sirvió la convención del PRM, si es que le podemos llamar así. Por: Glenn Davis.

Noticias destacadas