Deportes

Conmebol confirma a Lima como sede de la final de la Copa Libertadores, debido a las protestas en Chile

La Confederación Sudamericana de Fútbol decidió que el encuentro entre Flamengo y River Plate se juegue en el estadio Monumental de la capital peruana.


Miercoles, 06 de Noviembre de 2019

La Confederación Sudamericana de Fútbol decidió que el encuentro entre Flamengo y River Plate se juegue en el estadio Monumental de la capital peruana.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) confirmó este martes que la sede de la final de la Copa Libertadores, que disputarán el Flamengo (Brasil) y el River Plate (Argentina), se jugará en Lima, Perú.

Originalmente, el partido único que definirá al campeón del máximo torneo continental de clubes se llevaría a cabo en el Estadio Nacional de Santiago, en Chile. Pero la continuidad de las protestas contra el Gobierno de ese país obligaron al ente que regula el fútbol en el Cono Sur a cambiar de escenario: será el 23 de noviembre a las 3:00 de la tarde (hora local) en el estadio Monumental del club Universitario de Deportes, en Lima.

La decisión de Conmebol fue adoptada tras una reunión con dirigentes de las instituciones finalistas, celebrada en Luque, Paraguay, “con el objetivo de revisar todos los aspectos de la organización“.

CONMEBOL.com

@CONMEBOL

La final única de la CONMEBOL @Libertadores será en Lima

Más información: https://bit.ly/2WK6BS6 

“Nuevas circunstancias de fuerza mayor y orden público, analizadas y evaluadas con prudencia, considerando la seguridad de los jugadores, del público y de las delegaciones, motivaron la decisión de llevar la final de la Copa CONMEBOL Libertadores 2019 a Lima, Perú, y mantener la fecha del 23 de noviembre”, señaló la entidad en un comunicado.

La institución madre del fútbol sudamericano explicó que la elección del nuevo escenario “se apoya en el ofrecimiento del gobierno del Perú, y en las garantías de seguridad que ha dado”. Descartadas quedaron así las otras posibilidades que se barajaban: Asunción, en Paraguay, o Medellín, Colombia.

Asimismo, la CONMEBOL agradeció la “activa colaboración” del Gobierno de Chile, y le deseó “paz y buena voluntad” al pueblo chileno y sus autoridades.

Un manifestante con un cartel que dice “No a la final de la Copa Libertadores en Chile” durante una protesta en Santiago, 4 de noviembre de 2019. / Jorge Silva / Reuters

El estadio Monumental de Lima es el más grande de Perú, con una capacidad para 80.093 espectadores.

Las razones del cambio de sede

La sede elegida con anterioridad había sido puesta en duda hace dos semanas, debido a las reiteradas protestas que se desarrollan en Chile, particularmente en Santiago, la capital, contra el Gobierno de Sebastián Piñera.

No obstante, el mandatario ratificó el pasado 30 de octubre que estaban garantizadas las condiciones de seguridad en el estadio y sus alrededores.

Lo cierto es que la final peligraba. De hecho, tres de las aficiones más populares de Santiago (Universidad Católica, Universidad de Chile y Colo Colo) estaban gestando una gran manifestación para el día del partido, con el objetivo de impedir que se disputara el encuentro en su país.

Chile lleva ya más de 20 días de protestas ininterrumpidas, a pesar de la “agenda social” que anunció el presidente Piñera. Los manifestantes centran sus reclamos en la creciente desigualdad, piden la destitución del jefe de Estado y la desmilitarización de las calles.

Desde el inicio del conflicto, se han registrado 23 muertos y 1.300 heridos.