Deportes

El video del desplante de Lionel Messi al colaborador de Quique Setién que generó controversia en las redes

Las imágenes son elocuentes.


Lunes, 29 de Junio de 2020

Las imágenes son elocuentes. Promediaba el complemento del encuentro entre Barcelona y Celta en Vigo del último sábado cuando ambos planteles se toman unos minutos para hidratarse. En ese instante, Eder Sarabia, uno de los colaboradores del entrenador azulgrana Quique Setién, se acerca a Lionel Messi para comunicarle algo. Sin embargo, el capitán del equipo gira de inmediato y se dirige hacia el sector opuesto. El rosarino parece expresar algo, con gesto adusto y de claro fastidio, y luego de algunos pasos retrocede. El ayudante de campo del DT intenta retomar el diálogo, pero nuevamente La Pulga comenta al aire pero no se alcanza a percibir qué, fue porque llevó su mano izquierda a la boca, y se va hacia el centro del campo dispuesto a jugar lo que resta del partido. Todo bajo la atónita mirada del propio entrenador culé.

Este video que se volvió viral fue dado a conocer por el programa español El Chiringuito y generó controversia entre los aficionados. Algunos reconocieron que los resultados no son los esperados y mostraron su fastidio con la actual conducción del equipo encabezada por Quique Setién, pero reprobaron el gesto de Lionel Messi. El desplante lo único que hizo fue poner en primera plana un secreto a voces: el malestar del plantel con el cuerpo técnico.

Vale recordar que Eder Sarabia ya había sufrido un cortocircuito con el plantel, luego de que la TV captara ademanes suyos en el banco de suplentes en el último clásico ante el Real Madrid, disputado en marzo de este año y que terminó con derrota por 2-0. Estos gestos no cayeron nada bien en los jugadores y desde entonces internamente algo se quebró.

Barcelona sufrió el empate final ante el Celta, hecho que le hizo perder la punta de La Liga española a manos del Real Madrid, que este domingo superó al Espanyol y se afirma en la lucha por el título. El Merengue se alejó a dos puntos del Culé y depende de sí para lograr el campeonato.

Esta actitud de Lionel Messi coincide con los dichos por Luis Suárez quien, antes de entrar al vestuario, anticipó su malestar con Setién cuando lo consultaron por la escasez de triunfos fuera del Camp Nou (la última visita fue 0-0 con el Sevilla): “Para algo están los entrenadores, para analizar esa clase de situaciones. Nosotros lo damos todo dentro del capo y te queda la sensación de que fuera de casa estamos perdiendo muchos puntos importantes que no perdíamos otras temporadas”.

Según señalan algunos portales españoles, hay dos posiciones bien marcadas, la del cuerpo técnico y la del plantel. Quique Setién asumió al frente del Barcelona en enero de este año, luego de que la dirigencia despidiera a Ernesto Valverde, apuntado como principal responsable de las eliminaciones en Champions League y en la Supercopa de España. El técnico había perdido ya el respaldo de los aficionados, de la dirigencia y de parte del plantel, por lo que se optó por darle una oportunidad a otro en el cargo. Fue allí que surgió el nombre de Setién, quien se definía como admirador de Lionel Messi, de Johan Cruyff y que, por decantación, de la escuela futbolística del cuadro catalán.

Sin embargo, en apenas meses, el ex técnico del Betis parece estar en la misma situación que Valverde. Según publicó el sitio Marca, luego del empate 2-2 frente al Celta de Vigo del sábado hubo un fuerte careo entre algunos futbolistas y el entrenador: “Los jugadores recriminaron al técnico alguna de sus decisiones tácticas y también alguno de los cambios que realizó en el partido”. El cruce se adjetiva como “tenso” y omite nombres propios, aunque se descarta que quienes alzaron la voz fueron los referentes.

Según el sitio español, los reclamos fueron puntualizados en los cambios. En ese partido ingresaron Antoine Griezmann y Arthur en lugar de los juveniles Ansu Fati y Riqui Puig, de buenas actuaciones. Además, sumaron minutos Júnior Firpo y Martin Braithwaite, que entraron en reemplazo de Jordi Alba y Luis Suárez.

Griezmann, quien sigue sin poder encontrar su mejor nivel con la camiseta azulgrana, fue señalado como culpable del gol del empate del Celta de Vigo por Marc-André Ter Stegen. Tras el tiro libre de Iago Aspas por afuera de la barrera, el arquero le recriminó al francés haberse colocado de perfil, siendo el último hombre de la barrera y el francés se sorprendió por la crítica. Esa escena se vio por las cámaras de televisión y aunque duró apenas segundos, reflejó el fastidio que existe entre algunos integrantes del plantel.

Luego del encuentro, Setién se lamentó ante la prensa por no haber podido sumar de a tres: “A veces, acertar es cuestión de rachas. El rival de hoy es el mismo que antes del parón, con la diferencia de que ahora están inspirados. La situación no está para nosotros. Nos está costando y lastrando porque, además, resta confianza y genera nerviosismo. Son situaciones que hay que aceptar y tratar de cambiar y mejorar”.

El Barcelona recibirá el martes al Atlético Madrid, tercero en la tabla de posiciones, y uno de los rivales más duros del certamen, a falta de seis fechas para el final.

Diseño web profesional en Santo Domingo