República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Salud

Descubren los fósiles más antiguos del Homo sapiens

Estos restos respaldan la hipótesis de una evolución «panafricana» de los humanos modernos. Hace décadas que el sitio de Jebel Irhoud, en Marruecos, a unas 62 millas de Marrakech, intrigaba a los paleoantropólogos. En los años sesenta, trabajadores de una explotación minera habían encontrado un cráneo y otros restos fósiles que habían entregado al médico […]




Estos restos respaldan la hipótesis de una evolución «panafricana» de los humanos modernos.

Hace décadas que el sitio de Jebel Irhoud, en Marruecos, a unas 62 millas de Marrakech, intrigaba a los paleoantropólogos.

En los años sesenta, trabajadores de una explotación minera habían encontrado un cráneo y otros restos fósiles que habían entregado al médico de la empresa, y éste a su vez, a un profesor de la Universidad de Rabat, que lo introdujo al mundo académico.

Inicialmente, se creyó que esos fósiles databan de hace unos 40,000 años y que pertenecían a una forma africana de los neandertales. Pero había piezas que no cabían en el rompecabezas.

Entre los individuos recuperados había un mosaico de características morfológicas dispares: algunas eran modernas y otras mucho más primitivas.

Ahora, investigadores de un equipo internacional liderado por el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, de Alemania, volvieron a visitar el lugar y encontraron nuevos fragmentos fósiles de humanos primitivos y herramientas de piedra y pintan una realidad muy diferente.

Ellos postulan en dos trabajos que hoy publica Nature que los estratos en los que fueron encontrados estos restos tienen en realidad una antigüedad de entre 300,000 y 350,000 años, y que representan los fósiles más tempranos de Homo sapiens que se hayan descubierto.

Estas evidencias, destacan, respaldan la hipótesis de una evolución «panafricana» de los humanos modernos.

«Para nosotros no hubo un «Jardín del Edén» en el sudeste del continente, sino una evolución simultánea en varios puntos», afirmó Jean­Jacques Hublin, director del citado instituto, durante una teleconferencia global organizada por la revista científica.

«Por ahora, éste es el ejemplo más antiguo con que contamos de Homo sapiens», aseguró vía correo electrónico Shannon McPherron, último autor del segundo estudio.

Hasta ahora, los fósiles más antiguos atribuidos a Homo sapiens modernos se habían encontrado en el sudeste de África y tenían alrededor de 195,000 años, pero se discutía si la biología humana había surgido rápidamente en ese momento, o si había evolucionado lentamente a lo largo de los últimos 400,000 años.

Estos trabajos parecen inclinar la balanza hacia el segundo punto de vista.

«Hoy, una sola especie de humanos domina la Tierra, pero si nos movemos hacia atrás en el tiempo, encontramos una variedad de homínidos, como los neandertals, los denisovanos, los floresiensis (llamados «hobbits»)… ­dijo Jean­Jacques Hublin ­. Una gran pregunta de la paleontropología es qué nos hizo tan especiales como para salir de África y desplazar a otros homínidos. Otra, cómo y dónde emergió nuestra especie. Todas las evidencias apuntan a un origen africano, y el consenso era que eso había ocurrido hace 200,000 años en el este de África, una suerte de «Jardín del Edén». Nuestros resultados desafían esta idea de muchas maneras: la fecha de aparición, y las condiciones geográficas y evolutivas de las formas tempranas de Homo sapiens».

PUBLICIDAD

Los científicos encontraron restos de por lo menos cinco individuos: tres adultos, un adolescente y un chico de unos cinco a ocho años.

«Ofrecen una combinación de rasgos muy avanzados, como la cara y la dentición, y más antiguos, como la forma endocraniana ­detalló Hublin­. Nos da una imagen más compleja del surgimiento de nuestra especie. Algunos habrían aparecido de repente y otros se habrían formado lentamente. Ésta es también la conclusión de la paleogenética, que sugiere que en ese tiempo también se produjeron varias mutaciones que afectaron la conectividad y el desarrollo del cerebro».

Sin embargo, subrayaron que esto no quiere decir que Marruecos haya sido la cuna de la humanidad, sino que hace 300,000 años formas muy tempranas de Homo sapiens, pero que no eran humanos modernos, ya se habían dispersado por África.

Y eso fue facilitado por el hecho de que en esa época el continente no tenía las características de la actualidad. No existía el desierto del Sahara como lo conocemos hoy y había muchas conexiones entre las distintas regiones del continente.

Noticias destacadas