República Digital - Indotel Anuncio

13 de abril del 2021

Nacionales

Dican, 12 años entre «tumbes», «escándalos»y uno que otro acierto

Mediante la Orden Especial 024-2008 se creó el 31 de mayo de 2008 la Dirección Central de Narcóticos (Dican), una división de la Policía Nacional encargada de realizar la persecución e investigación de todas las actividades relacionadas con el microtráfico de drogas ilícitas y crímenes conexos, a través de labores preventivas de inteligencia y operatividad. […]




Mediante la Orden Especial 024-2008 se creó el 31 de mayo de 2008 la Dirección Central de Narcóticos (Dican), una división de la Policía Nacional encargada de realizar la persecución e investigación de todas las actividades relacionadas con el microtráfico de drogas ilícitas y crímenes conexos, a través de labores preventivas de inteligencia y operatividad. La función de enfrentar el flagelo de la droga en el país había recaído en manos exclusivas de La Policía Nacional en sus inicios. «La primera regulación sobre drogas que conocemos en el país, data del 1ro. de julio de 1918, y fue la orden ejecutiva número 161 del Gobierno Militar Norteamericano, que se instaló en la República de 1916 a 1924. Esta orden reglamentaba y regulaba la fabricación, importación, preparación, distribución, venta o regalo de opio, morfina, cocaína y otras drogas narcóticas, y aparece en la gaceta oficial No. 2909». Para los años 60 y principio de los 40, según establece la reseña de la Dirección Central de Control de Drogas (Dncd), comenzaron a aparecer con mayor frecuencia los casos de tráfico, venta y consumo de drogas peligrosas, como la marihuana y la cocaína. Ante esta situación fue creado mediante la ley 168 del 12 de mayo de 1975, como un mecanismo de control, tanto para el tráfico como para el consumo de drogas, encargando a la Policía Nacional de velar por el cumplimiento de esta ley por vía del Departamento Contra Narcóticos. Sin embargo, el problema del narcotráfico se agravó, cita la nota «la tecnificación de los narcotraficantes, que intentaban usar nuestro país como puente, así como la aparición de elementos de la sociedad que empezaban a consumir drogas en mayor cantidad y el regreso al país de un alto número de dominicanos que dominaban nuevas técnicas del contrabando, hacían necesarias la implementación de planes militares y medidas operacionales de mayor alcance para coadyuvar y apoyar las acciones de la Policía contra estos delincuentes», en traducidas cuentas, se le quitó a la Policía Nacional el manejo del narcotráfico en el país con la creación de la Dirección Central de Control de Drogas (DNCD). La DNCD es una dependencia del Poder Ejecutivo,  creada como una institución de seguridad nacional del Estado dominicano, a través de la Ley 50-88 sobre drogas y sustancias controladas, del 30 de mayo del 1988. Este organismo controla y dirige el sistema de inteligencia nacional antidrogas, para colectar, analizar y diseminar informaciones de inteligencia estratégica y operacional, con el fin Prevenir y reprimir producción, tráfico, distribución y el consumo ilícito de drogas y sustancias controladas en todo el territorio nacional. No obstante, 20 años después (31/05/2008) se creó la Dican, órgano que vino a ejercer funciones similares a las que ya tenía la Dncd. Los críticos que consideran innecesarias la existencia de dos instituciones con funciones similares están satisfechos que la reciente deposición de Luis Abinader, quien instruyó al ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, convocar al Consejo Superior de la Policía, para que derogue el párrafo cinco de la Orden Especial 024-2008, que creó la Dican.
Los escándalos. En torno a este organismo han surgido escándalos que involucran la desaparición de grandes volúmenes de drogas y denuncia de supuesta implantación de sustancias en los barrios, es por esto que más allá de la duplicidad de funciones a la vista en dos instituciones que tienen el mismo fin a perseguir, la disolución del Dican ha sido respaldada por varios sectores de la sociedad. Un ejemplo tuvo lugar en el 215 relacionado al decomiso de droga que no se reportó y en el que se vio involucrado su director de entonces. En el año 2018, La Corte de Apelación de la provincia Santo Domingo ratificó las condenas de 20, 15 y 10 años de prisión dictadas en contra del ex titular de la Dirección Central Antinarcóticos (DICAN), dos ex fiscales y varios ex miembros de la Policía, acusados de la sustracción de 950 kilogramos de cocaína que habían confiscaron durante un operativo en el año 2014, y que no reportaron ante los organismos correspondientes. El tribunal confirmó la sentencia de 20 años de prisión dictada al ex director general de la DICAN, coronel Carlos Fernández Valerio; al ex mayor de la Policía Luciano Gómez Cabrera, y al ex fiscal Máximo Antonio Díaz Ogando, en tanto que al ex sargento Pedro José Almánzar González, una sentencia de 15 años de prisión.
Otro caso tuvo que ver con Dajabón y ocasionó que el Consejo Superior Policial recomendara en ese año 2015 la cancelación del capitán Gilberto Abreu Guzmán, quien se desempeña como jefe de la Dirección Central Antinarcóticos de la Policía (Dican) en Dajabón, informó el vocero de la Policía, Jacobo Mateo Moquete. Las autoridades indicaron que el capitán  Abreu Guzmán fue apresado en Santiago con 24 libras de marihuana que se proponía vender.
Obviamente, no se puede generalizar y durante muchos años desde el Dican se realizaon acciones que minaron el micro y narcotráfico. Pero en este nuevo contexto, al parecer la duplicidad de funciones con la DNCD pesó más y en lo adelante, labores particulares de la DICAN como enfrentar el microtráfico, pasarán a la DNCD. Por:Josefina Medina.

Noticias destacadas