República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Opinión

Dinastías españolas

Por Julio Martínez Pozo eltribunaldelatarde@yahoo.com.- Las tres dinastías que han regido el Reino Unido de España desde la Baja Edad Media, han tenido una vinculación indisoluble con la historia previa y posterior a la de la aparición del pueblo dominicano. A la primera que fue La Casa de Trastárama a la que pertenecieron los reyes […]




Por Julio Martínez Pozo eltribunaldelatarde@yahoo.com.- Las tres dinastías que han regido el Reino Unido de España desde la Baja Edad Media, han tenido una vinculación indisoluble con la historia previa y posterior a la de la aparición del pueblo dominicano. A la primera que fue La Casa de Trastárama a la que pertenecieron los reyes católicos Isabel y Fernando de Trastárama, que, al matrimoniarse, produjeron la unificación de los reinados de Castilla y Aragón. El inesperado encuentro con una civilización que les privó de su libertad y los sometió a trabajo forzoso diezmó rapidamente la población indígena a pesar de que la reina Isabel, tan pronto llegaron a sus oídos las valientes denuncias de frailes católicos sobre tratos inhumanos a los habitantes de la primera colonia española del Nuevo Mundo, dictó medidas contra la esclavización declarándolos libres vasallos. Con el traumático reinado de la hija de los reyes católicos conocida como Juana la Loca, que hay muchas sospechas de que no estuviera tan desjuiciada, sino que se pretextó locura para apartarla de la corona, terminó el reinado de los Trastámara y se inició en de los Austrias, que además fuesubdividido en dos categorías, la de los Austrias mayores y la de los Austrias menores, determinada por las grandezas o los retrocesos que les infligieran a España y por las luces de los gobernantes. Resultó muy perjudicial para la historia dominicana que una decisión que nos ha dejado marcado in secula seculorum, la de combatir el contrabando y la penetración de biblias protestantes estuviera a cargo de un Austria menor, Felipe III, y no de su padre, Felipe II, o de su abuelo, Carlos I de España y V de Alemania, dos Austrias mayores. De Felipe II se cuenta que vivió muy agradecido de Dios por todas las conquistas que le sumó a España, pero siempre lereprochó al Altísimo no haberlo premiado con un hijo que pudiera administrarlas con sabiduría. En su obra, “De Cristóbal Colón a Fidel Castro, El Caribe Fontera Imperial” Juan Bosch escribió: “Desde el punto de vista del gobierno español, campeón del catolicismo, lo más escandaloso fue que a fines de 1599 y principios de 1600, el deán de la catedral de Santo Domingo recogió entre los habitantes del oeste unas trescientas biblias luternas” “Esto no podía sufrirlo el gobierno de Madrid y decidió tomar cartas en el asunto. Ahora bien, de las medias que se les habían propuesto a Felipe II para terminar con el contrabando en la Española, su hijo Felipe III adoptó la más peregrina: toda la parte accidental de la española debía ser abandonada, y sus pobladores, con los ganados, los esclavos, las bestias de silla y carga que tuvieran, serian llevadas a la región oriental”. Es el espisodio conocido como el de las despoblaciones de Ozoria, que después nos condenaría a la vida de dos pueblos de culturas muy distintas en una misma isla La tercera es la dinastía de los Borbones, cesada en 1874 y reestablecida por Franco para que rigiera a España como ocurrió tras su muerte en 1975, empezó el reinado de Juan Carlos I, nieto del Afonso XIII, rey con luces y sombras que por los aportes a la consolidación de la democracia española y de la Unión Europea, tiene un lugar en la historia por encima de sus errores, así como en el corazón del dominicano que siempre lo ha sentido cercano.

Noticias destacadas