República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Opinión

Dinero de Venezuela

Por José Báez Guerrero. La profesión de fe de Diosdado Cabello por Leonel es pasmosa porque no son dos cheles que la mafia narco-política de Venezuela “invierte” en República Dominicana. Ya quisieran Maduro y sus secuaces cubanos contar con nuestro país como aliado para sus tremendos desmanes antidemocráticos y aventuras financieras. A propósito, recordé que […]




Por José Báez Guerrero.

La profesión de fe de Diosdado Cabello por Leonel es pasmosa porque no son dos cheles que la mafia narco-política de Venezuela “invierte” en República Dominicana.

Ya quisieran Maduro y sus secuaces cubanos contar con nuestro país como aliado para sus tremendos desmanes antidemocráticos y aventuras financieras.

A propósito, recordé que Rómulo Betancourt, al morirse en 1935 Juan Vicente Gómez plácidamente en su cama, dijo: “Cayó el monstruo, ahora hablará Venezuela”. Y Vallenilla Lanz, autor de “Cesarismo Democrático”, citado por Balaguer en sus memorias, dijo: “¡murió el loquero!”, pues tan locos están quienes aguantan o defienden algo como Maduro como los pacientes del psiquiátrico.

En una visita a Santo Domingo, Betancourt conoció (parece que demasiado) a una buenamoza apodada “La Españolita”, cuya aventura enloqueció luego al marido de esta, Trujillo, quien en 1960 casi mata al presidente Betancourt con una bomba.

Cuando dos países comparten tantas conexiones, amores y desamores, negocios y compromisos, se impone preservar la legalidad y decencia en las relaciones. Nuestro hermano es Venezuela, no Maduro ni Diosdado.

Noticias destacadas