Economía

Black Friday: un fenómeno cada vez más simbólico en EE UU

Las cadenas comerciales anticipan los descuentos del Black Friday varias semanas y el Cyber Monday le quita protagonismo.


Viernes, 29 de Noviembre de 2019

Las cadenas comerciales anticipan los descuentos del Black Friday varias semanas y el Cyber Monday le quita protagonismo.

El consumidor es una criatura de hábitos. Pero eso no va a evitar que el Viernes Negro, considerado durante décadas el día más popular para ir de compras en Estados Unidos, se esté desintegrando para convertirse en un evento más bien simbólico. Los descuentos se anticipan varias semanas antes del Día de Acción de Gracias y son cada vez más los que aguantan hasta el Cyber Monday para cazar las gangas desde sus portátiles, tabletas o móviles.

 

La baja inflación, el abaratamiento de la gasolina y el alza de los salarios ponen más dinero en el bolsillo de las familias para gastar. “El consumidor nunca antes estuvo tan sano”, afirman los analistas de Oppenheimer, “están listos para entrar de lleno en el juego si las ofertas son buenas”. La National Retail Federation (NFR) calcula así que 165,3 millones de consumidores harán compras durante el puente de Acción de Gracias.

De ese total, 114 millones tienen intención de hacerlo el Viernes Negro. Pero las rebajas arrancaron ya la primera semana de noviembre y una cuarta parte de los consumidores da por cerrada la temporada de compras navideñas. Lo reflejan los datos de Adobe Analytics. Entre el 1 y el 26 de noviembre se hicieron transacciones en línea por valor de 50.100 millones de dólares, un alza del 15%.

“Todos los días cuentan”, afirma Brian Cornell, consejero delegado de Target. Su rival Walmart arrancó las ofertas de Black Friday con una semana de antelación, a estela de Amazon. Las televisiones, por ejemplo, se ofrecían estos días con un descuento medio del 17,5% y en los ordenadores se acercaban al 15%. Los juguetes, el otro producto estrella, tienen rebajas del 9% de media.

La NFR proyecta compras esta temporada por valor de 730.700 millones. En un 4% más en un año. Solo por vía online se espera asciendan a 143.700 millones, un 15% más que el récord de 2018, y de este total 7.500 millones se realizarán el Viernes Negro y 9.400 millones el Cyber Monday. Es un 20% más para esos dos días respecto a hace un año. El 50% del incremento es por los teléfonos móviles.

Cambio de tendencia

Que los estadounidenses compran más que nunca a través de Internet no es una sorpresa. Es una transformación en los hábitos de consumo que se empezó a observar en 2005, cuando las cadenas comerciales recurrieron a sus portales electrónicos para ofrecer descuentos el lunes después de Acción de Gracias. En ese momento se acuñó el término Cyber Monday y explotó en popularidad.

La consultora PwC anticipa que el 54% de los consumidores hará compras este Viernes Negro online. Es la primera vez que serán mayoría. Y su análisis muestra que baja al 36% los consumidores con intención de comprar el día después de Acción de Gracias, da igual que sea en una tienda o desde el sofá. Hace tres años eran el 51%. Por eso afirman que se está convirtiendo en “un evento simbólico”.

“Ya no quieren esperar”, insisten los analistas de Accenture. Pero incluso si las compras empiezan cada vez más temprano por Internet, desde la NFR se insiste en que “el consumidor sigue disfrutando yendo a la caza de ofertas y pasando un rato con sus familias o amigos mientras van de compras a las tiendas”. Eso, concluye, crea una oportunidad para que las cadenas comerciales se adapten para mejorar la experiencia de compra.

SANDRO POZZI