Economía

La irracional ecuación fiscal del PLD…

…constituye un desatino perjudicial a la estabilidad económica y política de la nación: Habiéndole impuesto más tributos a la población y a la economía, y endeudándonos más, los gobiernos del PLD invierten menos en incrementar el acervo de capital necesario para aumentar producción conforme nuestras necesidades, generando déficits en nuestra balanza comercial.


Sábado, 12 de Agosto de 2017

…constituye un desatino perjudicial a la estabilidad económica y política de la nación: Habiéndole impuesto más tributos a la población y a la economía, y endeudándonos más, los gobiernos del PLD invierten menos en incrementar el acervo de capital necesario para aumentar producción conforme nuestras necesidades, generando déficits en nuestra balanza comercial.
A pesar de haber incrementado la presión tributaria un 32% con relación a 1996 y de incrementar la deuda diez veces con relación al mismo año, la inversión para incrementar el acervo de capital ha caído casi a la mitad del PBI en los últimos 20 años. No en vano la producción es insuficiente para satisfacer nuestras necesidades, haciéndose necesario importar, provocando déficits en esa balanza.
Este déficits se añaden a fiscales financiados con endeudamientos, haciendo la economía, ya no solo la fiscalidad, al presentarse por años, endémicamente deficitaria.
La presión tributaria es hoy 14.8 % del PBI al comparar los RD$487 mil millones recaudados en 2016 con el PBI a precios corrientes de RD$3,298 mil millones que consigna el portal electrónico del Banco Central. La presión tributaria en 1996, calculada de la misma forma, era mucho menos: 11.7%.
El endeudamiento ya sobrepasa los US$39 mil millones al sumarle la deuda del Banco Central con agentes económicos a los US$29 mil millones que ya reportan las autoridades como deuda pública; en circunstancia que la deuda pública en 1996 apenas era de US$3,807 millones, siendo prácticamente inexistente la deuda del Banco Central.
Debe alarmar pues que recabando mucho más recursos que antes, la inversión pública para incrementar el acervo de capital que se necesita para aumentar nuestra producción haya caído del 5% del PBI en 1996 a 2.8% en el presente.
(El gasto de capital del gobierno en 1996 fue de RD$11,753 millones que comparando con el PBI de ese año (RD$235 mil millones) equivale al 5%. En el 2016 esta relación significó 2.8% como consecuencia de dividir RD$92,654millones gastados por el gobierno en capital entre el PBI de RD$3,298 mil millones)
No en vano nuestra producción es insuficiente para satisfacer nuestras necesidades por lo cual tenemos que recurrir a importaciones determinantes de un elevado déficit comercial, abonado por el crecimiento insuficiente de nuestras exportaciones.
(Excluyendo zonas francas, el déficit comercial en 2016 fue de US$4,093 millones al exportar US$9,860 millones mientras importamos US$13,953; cuando en 1996 dispusimos de US$ 472 millones de superávit al exportar US$4,053 millones e importar US$ 3,581).
Esta irracional ecuación de mayores tributos y endeudamiento para capitalizar menos no puede seguir rigiendo la fiscalidad dominicana por provocar déficits que la hacen insostenible, amenazando nuestra estabilidad económica. Y política.

Por: GUILLERMO CARAM.