Economía

“Los pagan las empresas, no China”: más de 600 compañías de EE.UU. urgen a Trump a detener la guerra de aranceles

"Las tarifas adicionales tendrán un impacto significativo, negativo y a largo plazo en las empresas, los agricultores, las familias estadounidenses y la economía de EE.


Viernes, 14 de Junio de 2019

“Las tarifas adicionales tendrán un impacto significativo, negativo y a largo plazo en las empresas, los agricultores, las familias estadounidenses y la economía de EE.UU.”, advierten los firmantes de la carta.

Más de 600 compañías estadounidenses han instado al presidente Donald Trump, en una carta, a resolver la disputa comercial con China, argumentando que los aranceles, en primer lugar, perjudican a las empresas y los consumidores estadounidenses, no a Pekín.

En la misiva, enviada este jueves, 661 compañías y asociaciones de EE.UU. se muestran preocupadas por la escalada de la guerra de aranceles dictados bajo el principio de “ojo por ojo“.

“Sabemos de primera mano que las tarifas adicionales tendrán un impacto significativo, negativo y a largo plazo en las empresas, los agricultores, las familias estadounidenses y la economía de EE.UU.”, advierten los firmantes.

Tariffs Hurt the Heartland@TariffsHurt

NEW: 661 American companies and associations call on administration to avoid tariff escalation & reach a deal with China https://tariffshurt.com/news/661-u-s-companies-and-associations-urge-administration-to-avoid-tariff-escalation-reach-resolution-with-china 

La carta explica que los aranceles “no son una herramienta efectiva para cambiar las prácticas comerciales desleales de China”. En lugar de eso, constituyen “impuestos pagados directamente” por las compañías estadounidenses, “no por China”.

En general, una escalada de la guerra comercial “no es lo mejor para el país”, aseguran las compañías, que vaticinan que “ambas partes perderán” y urgen a la Administración Trump a volver a la mesa de negociaciones.

  • La guerra comercial entre EE.UU. y China se ha intensificado desde principios de mayo, cuando Washington decidió aumentar los aranceles para una serie de mercancías chinas, importadas por el país norteamericano, con un valor de 200.000 millones de dólares al año. Por su parte, el gigante asiático contratacó anunciando la introducción, a partir del 1 de junio, de gravámenes a las importaciones de artículos estadounidenses por un valor de 60.000 millones de dólares.
  • Estados Unidos decidió además incluir en su lista negra comercial a Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones, y a 70 empresas afiliadas, al tiempo que amenaza a Pekín con imponer aranceles por otros 325.000 millones de dólares.