República Digital - Indotel Anuncio

27 de octubre del 2020

Economía

¿Quién pagará platos rotos pandemia y pasado gobierno?

El pasado gobierno, en su segundo periodo, contó con el mejor de los escenarios para lograr el Pacto Fiscal: disfrutaba de una alta cota de aprobación, los precios mundiales del petróleo en baja, las tasas de intereses a niveles históricamente bajos y la economía dominicana creciendo por encima de su potencial, sin embargo un Presidente […]




El pasado gobierno, en su segundo periodo, contó con el mejor de los escenarios para lograr el Pacto Fiscal: disfrutaba de una alta cota de aprobación, los precios mundiales del petróleo en baja, las tasas de intereses a niveles históricamente bajos y la economía dominicana creciendo por encima de su potencial, sin embargo un Presidente acariciando la posibilidad de perpetuarse en el poder evadió el Pacto y aceleró los niveles de deuda a un punto tal que se convirtió en el gobierno que más endeudo al país en ocho años. El FMI, en su lenguaje diplomático expresó lo siguiente: “Los Directores alertaron a las autoridades a aprovechar el actual entorno favorable para incrementar aúnmás la resiliencia de la economía a posibles shocks, creando espacios fiscales y constituyendo reservas, y a la vez apuntalando el crecimiento a largo plazo y los resultados sociales mediante reformas para abordar obstáculos estructurales…..los Directores instaron a redoblar los esfuerzos para mejorar la sostenibilidad de la deuda”. Directorio Ejecutivo FMI, Consulta del Artículo IV con Rep. Dom. 11 de junio 2019. El gobierno de Danilo Medina optó por hacer lo contrario.
En agosto de 2012, cuando concluyó la administración del Dr. Leonel Fernandez, la deuda total del SPNF era de US$19,296.4 millones, equivalente al 31.8% del PIB y la composición de la deuda externa por acreedores era la multilateral el 33.9%, la bilateral 44.9%, ambas sumaban 78.8%, mientras los bonos soberanos por un monto de US$2,466.6 millones representaban el 19.3% de la deuda. Un bajo nivel de deuda/PIB a pesar de haber heredado la crisis económica del 2003-2004, el choque mundial de los precios y la crisis financiera global. En febrero de este 2020, antes de la pandemia, la deuda del SPNF alcanzó el monto de US$38,381.4 (se duplicó en menos de ocho años), equivalente al 41.8% del PIB, y lo más grave fue el cambio en la composición de la deuda por acreedores, pues la multilateral y la bilateral representaban el 26.3% de la deuda externa total y los bonos soberanos ascendieron a US$18,993.9 (casi lo que era la deuda total del SPNF en 2012), representando el 73.7% de la deuda externa. Endeudamiento irresponsable y qué bueno, el presidente Luis Abinader en su alocución del jueves 8 de octubre señaló entre otros: “La administración anterior de manera irresponsable tomó préstamos en los tiempos buenos y no en los malos, cuando es necesario”…..”Fuimos azotados por la pandemia de la corrupción y la impunidad mucho antes de la propagación del coronavirus”. Los proponentes de una protesta en la Plaza de la Bandera, emulando aquellas de febrero y marzo de este año, deberían unificar esas fuerzas sociales y dirigirse frente al local del PLD y la residencia del expresidente Danilo Medina y reclamarle por el endeudamiento irresponsable y la corrupción. Este año probablemente la deuda pública consolidada concluirá en el entorno del 60% del PIB por efecto del coronavirus y con suerte si se consigue una vacuna y la economía global inicia la recuperación el próximo año el ratio deuda/PIB podría llegar al 65% del PIB. Por eso es importante el inicio de las discusiones del Pacto Fiscal donde el producto final deberá ser una reforma fiscal integral, contentiva de un fuerte ajuste para garantizar el crecimiento sostenido de las recaudaciones fiscales y la garantía de fortalecer la sostenibilidad de la deuda, por supuesta este ajuste debe ser equitativo y bajo ningún concepto la mayoría de la carga debe ser aplicado sobre los sectores de clase media. Por Ramón Núñez Ramírez.

Noticias destacadas