Economía

Zarif tacha las nuevas sanciones estadounidenses contra el Banco Nacional de Irán de “crímenes de guerra”

Durante una conferencia en la Universidad Alzahra de Teherán, el ministro de Exteriores subrayó que presionar a su país, para que siga las políticas estadounidenses dejando a la gente hambrienta, "suena exactamente a terrorismo".


Miercoles, 09 de Octubre de 2019

Durante una conferencia en la Universidad Alzahra de Teherán, el ministro de Exteriores subrayó que presionar a su país, para que siga las políticas estadounidenses dejando a la gente hambrienta, “suena exactamente a terrorismo”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, interviniendo en una conferencia internacional de economía global y sanciones, celebrada este miércoles en la Universidad Alzahra de Teherán, afirmó que las sanciones estadounidenses contra el Banco Nacional iraní son “crímenes de guerra”, informa la agencia Mehr.

El ministro señaló que las sanciones eran absolutamente “ilegales”, subrayando que bajo las nuevas restricciones se prohíbe al Banco Nacional del país, como aparato económico de Irán, comprar alimentos y medicinas para el pueblo persa.

De este modo, Zarif afirmó, basándose en los comentarios del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que “el pueblo de Irán debe seguir las políticas de EE.UU. si quiere tener comida en sus mesas”. El canciller persa también agregó: “Esto suena exactamente a terrorismo, ya que dejar que la gente pase hambre es una forma de [perpetrar] crímenes de guerra”.

El pasado 20 de septiembre, la Casa Blanca anunció “las mayores sanciones” contra el Banco Nacional de Irán. La nueva medida se produjo poco después de que EE.UU. hubiera atribuido a la República Islámica los ataques contra las refinerías de Arabia Saudita, presentando supuestas pruebas que fueron rechazadas por Irán. Teherán calificó estas acusaciones de “engaño absoluto”, insistiendo en que detrás de la ofensiva están los rebeldes hutíes, que luchan contra la coalición militar liderada por Arabia Saudita en Yemen, quienes incluso se atribuyeron dichos ataques.