República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Política

Ecuador vive una tranquila jornada de votaciones, aunque con largas filas por la pandemia

 Maria Fernanda Landin / Reuters La gente hace fila para emitir su voto frente a un colegio electoral durante las elecciones presidenciales, en Guayaquil, Ecuador, el 7 de febrero de 2021. Este 7 de febrero, unos 13 millones de ecuatorianos están llamados a las urnas. Los colegios abrieron a las 07:00 de la mañana y permanecerán […]




 Maria Fernanda Landin / Reuters La gente hace fila para emitir su voto frente a un colegio electoral durante las elecciones presidenciales, en Guayaquil, Ecuador, el 7 de febrero de 2021. Este 7 de febrero, unos 13 millones de ecuatorianos están llamados a las urnas. Los colegios abrieron a las 07:00 de la mañana y permanecerán abiertos hasta las 17:00. Del resultado de los comicios saldrá elegida la dupla presidencial y 137 integrantes de la Asamblea Nacional. Desde la apertura de la jornada se crearon largas filas de votantes. La jornada electoral en Ecuador dio comienzo a las 7:00, luego de una ceremonia en la sede central del Consejo Nacional Electoral (CNE), en Quito, que fue presidida por Diana Atamaint, presidenta del organismo. "Estamos felices, hay muchos sentimientos encontrados, nerviosismo, porque queremos que gane la democracia", declaró Atamaint a la agencia de noticias EFE tras haber dado apertura a la jornada, en la que además de elegir presidente y vicepresidente, se escoge un nuevo Parlamento y a cinco integrantes del Parlamento Andino, formado por representantes de los países andinos. Algo más de 13 millones de ecuatorianos están llamados a las urnas para elegir a su presidente y vicepresidente entre un total de 16 binomios. Tres candidatos a la Presidencia destacan: Andrés Arauz, apoyado por el expresidente Rafael Correa; el conservador Guillermo Lasso, quien se presenta por tercera vez al cargo, y Yaku Pérez, candidato indígena opositor a los Gobiernos de Correa y Lenin Moreno. El CNE dispuso para esta jornada un total de 4.276 recintos electorales que albergan 39.915 mesas de votación o Juntas Receptoras de Voto (JRV), como se denominan en el país. En Ecuador es obligatorio acudir a las urnas, excepto para los votantes en el extranjero, que en estas elecciones suman un total de 410.239. Pese a esta obligatoriedad, algunos presidentes de colegios electorales de la capital, Quito, aseguraron que varios colegios no pudieron abrir a la hora prevista por la incomparecencia de miembros de la mesa. En Guayaquil, la capital económica del país, también se registraron retrasos en la apertura de colegios por retraso en la llegada de las urnas, según informa la agencia EFE. Largas filas de electores causadas por las medidas de distanciamiento Si bien no se han decretado medidas especiales para mantener la seguridad ante la epidemia de Covid-19, el Consejo Nacional Electoral sí recomendó que los electores con cédula acabada en número par acudan a las urnas entre las 07:00 y las 12:00, y los que posean cédula impar lo hagan a partir de esa hora hasta el cierre de los colegios. En ese sentido, Atamaint afirmó que la medida busca "cuidar la salud de los ecuatorianos y de la democracia" y confió en que la "jornada se desarrolle con absoluta normalidad pero, sobre todo, con el compromiso de que todos cumplamos con las medidas de bioseguridad". Tanto el exterior como el interior de los recintos electorales están siendo vigilados por miembros del Ejército y la Policía para que se cumplan las medidas sanitarias y la jornada se desarrolle sin incidencias. Sin embargo, desde primera hora de la mañana se registraron largas filas de hasta dos o tres horas en varios colegios de Quito y Guayaquil en las que no siempre era posible mantener el distanciamiento, según pudo corroborar EFE. Asimismo, en el extranjero se dispusieron un total de 936 mesas electorales, con Estados Unidos y España como principales países con presencia de ecuatorianos. En España, un total de 179.614 electores estaban llamados a las urnas en 19 localidades bajo medidas de seguridad como la toma de temperatura y el uso de tapabocas.                                                                                                                    Más de 250 observadores internacionales, incluida la Unión Europea Los comicios están siendo vigilados por 2.540 observadores locales y más de 250 internacionales que, según Atamaint, “dan garantía de un proceso transparente” tras acusaciones de supuestas irregularidades en los últimos cuatro meses. El proceso electoral ecuatoriano estará vigilado por entidades como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-web, por sus siglas en inglés), así como por la Unión Europea. Preguntada por la presencia de esta última entidad, la presidenta del CNE manifestó su “reconocimiento a la Unión Europea, que luego de más de diez años de ausencia decidió enviar una misión de observadores". Anteriormente, la polémica se había instalado en torno a dos observadores españoles para los comicios de este 7 de febrero: el eurodiputado Manu Pineda y Juan Carlos Monedero, fundador del partido Podemos, integrante del Gobierno de coalición de España cercano a las posturas de Rafael Correa. Ambos fueron acusados de “proselitismo” a favor de uno de los partidos en liza por contenidos publicados en sus cuentas de Twitter. Sin embargo, finalmente fue desestimada la petición de retirada de sus acreditaciones. El CNE afirmó asimismo que gracias a un proceso de “conteo rápido de votos” espera aportar los primeros resultados preliminares de las votaciones tres horas después del cierre de las urnas. Con EFE y Reuters

Noticias destacadas