Washington - Donald Trump recurrió a las redes sociales para quejarse de la investigación de la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses, al tiempo que Robert Mueller parecía ampliarla para determinar si hubo obstrucción de justicia por parte del presidente. Ustedes presencian la mayor CACERIA DE BRUJAS de la historia política estadounidense - dirigida por gente muy mala y conflictuada tuiteo. Trump en un par de mensajes en los que aludió a su consigna de campaña Devolver la grandeza a Estados Unidos. El presidente expreso su enfado con las noticias de que aparentemente la investigación indagará en si cometió obstrucción de justicia al despedir al director del FBI James Comey, quien había estado a cargo del asunto. Poco después del despido de Comey, un funcionario del Departamento de Justicia invito a Mueller a hacerse cargo de la pesquisa como fiscal especial.
Estos tuits son los ataques más recientes y directos de Trump al jefe de una investigación que según Él es innecesaria y perturbadora. Durante la semana algunos de sus defensores más fervientes, como su hijo Donald, su asesora Kellyanne Conway y su amigo y ocasional consejero Newt Gingrich han cuestionado la investigación en términos similares. Gingrich, expresidente de la cámara baja cuya esposa aguarda la ratificación del Senado como embajadora ante el Vaticano, acuso a Mueller en varios mensajes por las redes sociales de dirigir una investigación tendenciosa con el objeto de provocar la caída de Trump. Mueller es un exdirector del FBI respetado por ambos partidos. Mueller está lanzando una red de obstrucción, asuntos financieros y todos los aspectos de la vida de Trump y las vidas de sus allegados, tuiteo Gingrich, y añadió, muy peligroso. Hace apenas unas semanas, Gingrich elogio la integridad de Mueller. Esta semana, dijo a The Associated Press que su posición empezó a cambiar cuando Comey declaro ante el Senado que había filtrado sus memorandos personales para provocar la designación de un fiscal especial. Gingrich considera problemáticos la amistad de Mueller con Comey y su designación de varios investigadores que han donado dinero a campañas demócratas. Gingrich dijo que Trump lo llamo el lunes por la noche para discutir esas inquietudes.