Washington – Un miembro del equipo jurídico externo del presidente Donald Trump negó el domingo que Éste sea sujeto de una investigación federal, días después de que el mandatario afirmo en un tuit que hay una cacería de brujas en su contra.

En diversas presentaciones en programas noticiosos matutinos, el abogado Jay Sekulow reitero que el presidente no ha estado ni está en investigación.

Trump se refirió específicamente en su tuit del viernes a un artículo de The Washington Post relacionado con la ampliación de la pesquisa sobre la intromisión rusa en las elecciones de noviembre, según el abogado.

Prueba de esto es que a Trump no se le ha notificado de investigación alguna, agrego. El abogado señaló además el testimonio del exdirector del FBI, James Comey, quien declaro ante la comisión de inteligencia del Senado que antes de que Trump lo despidiera el 9 de mayo había indicado a Trump que no era sujeto de investigación alguna.

Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de que la pesquisa se hubiera concretado desde entonces y el presidente no lo sepa, Sekulow dijo: No puedo leer la mente de las personas, pero puedo decirles que no se nos ha notificado que haya investigación alguna sobre el presidente de Estados Unidos. Así­ pues, nada ha cambiado en ese aspecto desde que James Comey rindió su testimonio.

El Post informo la semana pasada que Robert Mueller, el abogado especial asignado para investigar la implicación rusa en los comicios presidenciales de 2016, examina si Trump obstruyo la justicia.

Mueller fue nombrado por el subsecretario de justicia Rod Rosenstein y tiene amplios poderes para investigar cualquier asunto derivado de su pesquisa inicial.

El viernes, el presidente dijo en Twitter: El hombre que me indico que despidiera al director del FBI me investiga porque efectuó ese despido Una cacería de brujas.

La frase casería de brujas se ha convertido en la favorita de Trump para desacreditar la pesquisa sobre la intromisión rusa en los comicios estadounidenses.

Al parecer, Trump se refería a Rosenstein, cuyo papel al frente de la investigación federal se vuelve cada vez más complicado.

La Casa Blanca utilizo un memorando que escribió para justificar la decision de Trump de despedir a Comey, pero esa medida podría ser ahora parte de la investigación.

El presidente ha rechazado que tenga vínculos nefastos con Rusia y ha negado que intento bloquear la pesquisa sobre la posible implicación de su equipo de campaña en el hackeo ruso relacionado con los comicios.