República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Mundiales

EE.UU.: El fiscal de la trama rusa pone el foco en Trump y la reunión de su hijo con una mujer afín al Kremlin

Mueller investiga el papel del presidente en el comunicado que mintió sobre el encuentro, concertado para extraer trapos sucios sobre Clinton en plena campaña electoral. La investigación de la trama rusa está poniendo su foco en la reunión que el hijo mayor de Donald Trump mantuvo en julio de 2016 en Nueva York con una mujer que […]




Mueller investiga el papel del presidente en el comunicado que mintió sobre el encuentro, concertado para extraer trapos sucios sobre Clinton en plena campaña electoral.

La investigación de la trama rusa está poniendo su foco en la reunión que el hijo mayor de Donald Trump mantuvo en julio de 2016 en Nueva York con una mujer que se presentaba como cercana al Kremlin. El motivo de este interés no estriba únicamente en el encuentro en sí, concertado con el fin de lograr información perjudicial sobre Hillary Clinton en plena campaña, sino en un primer comunicado firmado por Donald júnior cuando trascendió la cita, el pasado verano, y que mentía sobre los motivos. Dicha declaración fue preparada en el avión presidencial y el fiscal especial que lleva el caso, Robert E. Mueller, quiere averiguar hasta qué punto el mandatario estadounidense estuvo involucrado, según publicó este jueves The New York Times.

Los servicios de inteligencia de EE UU dan por segura la injerencia de Moscú en las últimas elecciones presidenciales con el fin de favorecer la llegada de Trump a la Casa Blanca en detrimento de Clinton. Lo que Mueller debe esclarecer es si hubo connivencia con el equipo de Trump en esta estratagema. En este contexto, en los últimos meses se ha interrogado a miembros cada vez más cercanos al presidente y este se ha mostrado abierto a declarar bajo juramento ante Mueller. El episodio del comunicado ocuparía un lugar central ante un posible delito de obstrucción a la justicia.

Fue el Times el medio que recibió dicho texto en julio de 2017 cuando estaba contrastando con la Casa Blanca la noticia de la reunión de Trump júnior con Natalia Veselnitskaya en la Torre Trump de Nueva York. Como respuesta, el hijo del presidente dijo que se habían visto básicamente para hablar sobre un programa de adopciones de niños rusos por parte de familias estadounidenses que ya no estaba activo. Dicha versión, según tres fuentes anónimas citadas por el periódico, fue elaborada por varios miembros del equipo de Trump a bordo del Air Force One y contó con la supervisión del republicano.

La intervención del presidente en este episodio serviría para argumentar ese citado caso de obstrucción a la justicia por parte de Trump, que es una de las piezas angulares del caso. Mentir a un medio, no obstante, no equivale a hacerlo al FBI, que sí constituiría delito. Justo después del comunicado, el hijo publicó una serie de correos electrónicos en los que se evidenciaba la falsedad de esta primera respuesta sobre la reunión previa a las elecciones con Veselnitskaya, en la que también participó el yerno de Trump, Jared Kushner.

En un correo la mujer promete “información incriminatoria” sobre la candidata demócrata. “Es un nivel de información muy alto y sensible, pero es parte del apoyo de Rusia y su Gobierno a Trump”, afirma. Y el primogénito del republicano responde: “Si es lo que dices, me encanta”. Luego, según Trump junior, sus afirmaciones fueron muy vagas y no se produjeron más reuniones.

El caso de la reunión y el comunicado también salpica a Hope Hicks, la joven directora de Comunicación de la Casa Blanca. Según el Times, Mark Corallo, que fue portavoz del equipo legal hasta el pasado verano, va a declarar ante el fiscal especial y contar que Hicks tenía conocimiento de esos correos y que, según la propia directora de Comunicación, estaba convencida de que “no saldrían a la luz”. Hicks lo ha negado a través de un abogado.

Noticias destacadas